El PP pide un «esfuerzo» para alcanzar un acuerdo con Cs sobre la limitación de mandatos y otras medidas

manueco-garcia-egea-pp
El secretario general del PP, Teodoro García Egea (I), y el presidente de PP en CyL, Alfonso Fernández Mañueco (D), durante la comparecencia posterior a la reunión mantenida con Ciudadanos de CyL. / Dos Santos

Fernández Carriedo recalca que trabajan desde el espíritu de voluntad común que se puso de manifiesto este miércoles

ICAL

El Partido Popular espera que se haga un «esfuerzo» por parte de todos para alcanzar un acuerdo que sea «útil» sobre la limitación de mandato a ocho años y otras medidas, y que permita poner en marcha un gobierno «moderado» en Castilla y León, según declaró este jueves Carlos Fernández Carriedo, integrante de la comisión negociadora con Cs.

«Hay un clima positivo, de diálogo, ayer se puso de manifiesto entre las dos delegaciones negociadoras y lógicamente encima de la mesa hay varios apartados pero yo creo que desde el esfuerzo y la voluntad de todas las partes, el objetivo común es alcanzar para un buen gobierno en Castilla y León», afirmó Fernández Carriedo.

Asimismo, el dirigente 'popular' subrayó que el PP ha introducido en Castilla y León la limitación de mandatos, una exigencia que figura en la legislación en vigor, por lo que se mostró convencido de que en este asunto, como en otros que se han puesto sobre la mesa haya un acuerdo.

En ese sentido, Fernández Carriedo confío en que desde la «voluntad común» de PP y Cs, que recalcó se puso de manifiesto este miércoles, se alcance un acuerdo en este punto como en otros vinculados con las competencias de la Comunidad. «Vamos a hacer un esfuerzo todos para intentar alcanzar un acuerdo que sea útil», dijo.

Fernández Carriedo recalcó que se negocia un programa para un gobierno que a su juicio debe pensar en lo que están demandando las personas. «Estamos en un proceso de diálogo, natural y lógico, y cada una de las partes planteemos muchas propuestas encima de la mesa».

Finalmente, el consejero recalcó que es «bueno» que las dos comisiones negociadoras avancen y definan las propuestas «más intereses» desde un espíritu de voluntad común, como el que se puso ayer de manifiesto.