El 'pacto fiscal' de Podemos para León: empleo, vivienda, servicios públicos e infraestructuras

Rueda de prensa en la sede de Podemos León. / Inés Santos

Los sindicatos rubrican con Pablo Ferández un acuerdo para lograr «justicia social» en León y UGT y Comisiones Obreras piden el voto masivo para parar «la ideología de la desigualdad»

RUBÉN FARIÑASLeón

El proyecto de cambio de Pablo Fernández para Castilla y León ha encontrado una vez más el respaldo de los sindicatos, que rubrican su pacto fiscal para lograr justicia social en la provincia.

El candidato a la Presidencia de la Junta por Podemos-Equo ha apuntado cuatro ejes: empleo, vivienda, servicios sociales e infraestructuras, para que León pueda salir adelante y colocarse en cabeza de la política social.

En materia de empleo, el líder del partido en la comunidad reclama «empleo de calidad para que la gente se quede en su tierra» y poner en valor en la provincia de León el I+D+i, a través del Incibe y la Ciuden «para colocarse a la vanguardia del país».

Jóvenes y zonas rurales

Por lo que respecta a vivienda, el plan de Podemos persigue incorporar un programa que recoja un 20% de vivienda social en alquiler para jóvenes. También exige garantizar los servicios públicos equitativos para todos, ya vivan en áreas rurales o en la ciudad.

Además, en infraestructuras solicita potenciar el ferrocarril convencional, con el baluarte de Feve que sirva para vertebrar los diferentes pueblos de la provincia.

«Con estas medidas, la provincia va a poder salir adelante y colocarse a la cabeza de la política nacional. Hay que hacer que los jóvenes se queden, lograr empleo de calidad y poner fin a la brecha salarial entre hombres y mujeres», ha sostenido Fernández.

El papel de los sindicatos

UGT comparte el programa de la formación morada e invita a la sociedad leonesa a acudir a las urnas el 26 de mayo para garantizar el cambio progresista que revierta «las políticas de los últimos 32 años en la comunidad». Enrique Reguero pide a las fuerzas elegidas en las elecciones que rechacen el centralismo industrial del eje Valladolid-Burgos.

Por su parte, Xosepe Vega, de Comisiones Obreras, hace hincapié en el equilibrio entre regiones, León y Castilla, para alcanzar la justicia con las personas y los territorios. «La transición energética debe hacerse con justicia para aquellos que asumieron la dura carga de lograr la riqueza del país y hay que tenerles en cuenta», con referencia a la minería del carbón.

El líder de Podemos en Castilla y León ha recordado que la provincia tiene aire, sol y viento para conducir al país en materia de transición energética justa y pide tener en cuenta para ello a las olvidadas cuencas mineras.