Majo pone de aval su gestión «transparente y objetiva» para un posible pacto con UPL y Cs en la Diputación

Penúltimo pleno de la Diputación de León. / S. Santos

Reconoce que es complejo que el PP mantenga las riendas de la administración provincial pero recuerda que los populares han obtenido mayoría en los municipios de menos de 20.000 habitantes

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Penúltimo pleno de mandato en la Diputación de León. Penúltimo pleno de la hegemonía de 24 años del PP. Y, previsiblemente, penúltimo pleno de Juan Martínez Majo al frente de la Presidencia.

Porque, a pesar de que un pacto con Ciudadanos y UPL permitiría a los populares mantener el bastón de mando, Majo es realista y consciente de la «complejidad» para conservar la administración provincial.

Pese a todo, mantiene abiertas todas las posibilidades y abre vías de diálogo porque, según remarca, aún no hay nada perdido. «Creo que es complicado pero tenemos abiertas todas las posibilidades. En esta Diputación durante años siempre he tenido las puertas de mi despacho abierto».

Y, para ello, pone como aval los últimos cuatro años de gestión en la Diputación en los que, según ha remarcado, se gobernado con objetividad, transparencia, justicia, de forma abierta, priorizando el mundo rural y siempre buscando el consenso con todas las fuerzas políticas, gracias a la herramienta de la Junta de Portavoces que ha permitido que el 99% de los acuerdos se aprueben con unanimidad.

«Hemos hecho lo que hemos podido, con absoluta objetividad, transparencia y siempre pensando en los ayuntamientos de medio rural. Eso está demostrado y, por tanto, estamos legitimados para poder hablar con cualquier fuerza política cuando quiera y las puertas van a seguir abiertas y daremos el paso para hablar con ellos».

Avales

Un aval al que suma el peso obtenido por el PP en los municipios de menos de 20.000 habitantes, resultando la fuerza más votada. En cualquier caso, Majo, ya como presidente del PP, ha reconocido que los resultados no han sido favorables.

Último pleno

El último pleno en la Diputación previsiblemente se celebrará antes del 15 de junio ante la desaparición de varios de los miembros de la corporación provincial que, o bien, no han concurrido a las elecciones o no han obtenido representación.

De esta forma, el próximo mandato desaparecerán los representantes de Coalición por el Bierzo así como En Común y los dos concejales no adscritos así como otras figuras como el de la socialista Teresa Rodríguez.

«Estamos ante un escenario fruto de la complejidad y la diversidad de los partidos y en el que se ha reflejado tendencia nacional de las elecciones», señaló Majo, que si bien aseguró que respeto a las elecciones del 28 de abril el PP subió en más de 12.000 votos.

En cualquier caso, Majo hizo autocrítica y reconoció que podían haber sido mejores los resultados. «Los ciudadanos no han confiado tan plenamente en el PP y creo que nos han dado un resultado que no es el querido», señaló Majo, que en cualquier caso recordó que aún no está todo cerrado, a la espera de posibles pactos en la Diputación y también en el Ayuntamiento de León capital.

«De momento no doy nada por perdido. Veremos a ver qué pasa en los próximos días. Todo es posible», señaló Majo, que si bien reconoció que se pone a disposición del partido y que su futuro dependerá de sus decisiones personales.