La entrada en vigor de la nueva ley azuza el temor a un retraso en la tramitación de hipotecas

Una sucursal bancaria con ofertas de hipotecas en su escaparate./ R. C.
Una sucursal bancaria con ofertas de hipotecas en su escaparate. / R. C.

Promotores y constructores denuncian que las plataformas que conectarán a notarios y bancos tardarán en funcionar bien, aunque los sectores implicados niegan problemas de peso

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

La recuperación del mercado inmobiliario, apoyada en buena medida en el crecimiento de la concesión de préstamos hipotecarios, corre riesgo de ver frustrado su ritmo, al menos según han denunciado hace pocas fechas los representantes del colectivo de promotores y constructores. Estos estiman, en el peor de los casos, un riesgo de casi paralización en la tramitación de de ese tipo de créditos durante prácticamente todo el verano a consecuencia de la entrada en vigor el próximo 16 de junio de la nueva Ley Hipotecaria.

Pero, ¿en qué basan los otrora conocidos como 'reyes del ladrillo' ese temor? Pues en posibles fallos en las plataformas telemáticas que se van a emplear para remitirse información entre la banca y los notarios. Desde la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE) -donde su presidente, Juan Antonio Gómez-Pintado, ha hablado incluso de «largo parón»- sostienen que ha existido «descoordinación» y sigue habiéndola, porque «aún no se ha podido verificar el funcionamiento correcto» de esas herramientas tecnológicas. Pero las dos partes implicadas en las operaciones de crédito -amén de la fundamental, el propio cliente- lo niegan con rotundidad.

¿Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable?:

La nueva Ley Hipotecaria no establece un sistema único de comunicación, aunque sí que sea telemático, por lo que desde el Consejo General del Notariado (CGN) optaron meses atrás por potenciar y expandir su propia herramienta, que está en funcionamiento desde 2008 aunque a partir de ahora su rendimiento deberá ser mucho mayor. Dicha plataforma es de libre acceso a priori y pueden intercambiar información con distintos actores (clientes, registros de la propiedad, entidades financieras, etcétera), aunque para poder mandar o recibir documentos se han de solicitar unas claves privadas.

«Sería una especie de gran portal con distintas puertas de acceso», explican desde el CGN. Defienden que es una herramienta aceptada por el conjunto de la profesión notarial y por eso reivindican que sea su medio de contacto con la banca, aunque por parte de ésta algunas entidades también disponen de sus propias herramientas. En un primer momento parte del sector sí llegó a temer por una posible 'guerra' de plataformas, aunque es algo que se descarta hoy en día si bien se admite que podrían terminar coexistiendo varias vías de comunicación para formalizar los créditos.

«Normalidad» en los preparativos

En cualquier caso, desde el rechazan que puedan darse «retrasos» en las operaciones hipotecarias -salvo, apostillan- y hablan de en los preparativos y las pruebas de transmisión ya realizadas con su plataforma. De hecho, la cuenta atrás ha empezado porque para la compra de vivienda , dado que el plazo previo de información previa a la suscripción del contrato se ha ampliado de tres a diez días. Además, al caer el día 16 en domingo, las primeras firmas efectivas por parte de los clientes no se producirán hasta el lunes 17 de junio.

Con la reformada Ley Hipotecaria se incide mucho en la libre elección del notario (hay más de 2.800 en todo el país) y estos asumen un papel más destacado, al encargarse de «verificar» que las entidades financieras entregan a los clientes «toda la documentación exigible» a partir de ahora para formalizar una hipoteca -y si aquellas no se lo remiten por vía telemática ellos reclamarían-: la ficha europea de información normalizada (FEIN), la ficha de advertencias estandarizadas (FIAE), la simulación de las cuotas periódicas a satisfacer y un documento sobre los gastos asociados a la escritura. Los resultados de todo este proceso, así como las dudas y preguntas que puedan hacer los futuros hipotecados, se recogerán en un acta notarial posterior.

Desde APCE, no obstante, han llegado incluso a plantear al Ministerio de Fomento que medie ante la Dirección General de Registros y Notariado para «encontrar una solución intermedia hasta que todas las herramientas funcionen de alguna manera», pero ni los notarios ni los bancos en general lo ven necesario y prefieren lanzar un mensaje de tranquilidad. Estiman que las posibles dificultades para suscribir hipotecas son las que depararía el propio funcionamiento habitual del mercado, donde el Banco de España sí detectó que en el primer cuatrimestre las entidades fueron más restrictivas sobre algunos criterios (ingresos, cuantías sobre el valor, garantías…).

Endurecimiento «leve»

En parte ya se esperaba algo así a raíz de que el Gobierno les obligara a asumir desde este año el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), aunque el supervisor matiza que ese endurecimiento de las condiciones ha sido solo «leve». De hecho, las firmas de hipotecas para la compra de vivienda encadenan ya doce meses de tasas positivas y en marzo (último mes del que ha informado el INE, con arreglo a los datos inscritos en los registros de la propiedad) su constitución aumentó casi un 16% (30.716) y su importe medio otro 4% (125.341 euros por operación). Asimismo, su interés medio tampoco se ha incrementado de forma drástica (2,62%) mientras sí ha crecido la preferencia por los tipos fijos (en el 42% de los casos) frente a los variables.