El paro baja en julio a su mejor dato desde 2008 pero se ralentiza la creación de empleo

El número de desempleados disminuye en más de 27.000 hasta un total de 3,13 millones de personas | Aumentan en más de 35.000 los afiliados a la Seguridad Social, que ya superan la barrera de los 19 millones

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Durante el pasado mes el número de desempleados registrados ha bajado en 27.141 personas, lo que sitúa la cifra total en 3,13 millones de parados, la más baja desde diciembre de 2008, según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. En un año el desempleo se ha reducido en casi 201.000 personas.

Además, aún sin tener en cuenta las diferencias estacionales y de calendario, el paro ha caído en 12.183 personas en julio, aunque por sectores sigue habiendo diferencias sustanciales. Como era de esperar, el sector servicios es el que mayor disminución de parados ha tenido (16.179 menos), seguido de la industria (4.172), la construcción (2.650) y la agricultura (571). Además, salieron de las listas del paro más de 3.500 personas que no habían trabajado antes.

Julio es siempre un buen mes para los datos del paro y en esta ocasión se han mejorado un poco las cifras positivas del año pasado, cuando el desempleo cayó en 26.800 personas. Sin embargo, no ha llegado a los niveles de 2016, cuando en el mes de julio el desempleo bajó en casi 84.000 personas o un año antes, superando los 74.000 parados menos en las listas.

En cambio, los datos no son tan positivos en cuanto a creación de empleo. A pesar de tratarse de un mes históricamente bueno, la afiliación a la Seguridad Social ha crecido en 35.819 personas, un 14% menor que la del mismo mes del año pasado. No había un registro tan bajo en julio desde el año 2013. El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha justificado esta ralentización en la creación de empleo en que España ya ha superado los 19 millones de afiliados, un dato que no se daba desde 2008, lo que hace que se crezca «a una menor velocidad». Granado ha confirmado además que la ratio entre afiliados y pensionistas es de 2,27.

La secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, ha destacado durante la rueda de prensa que el número total de contratos registrados durante el mes de julio ha sido de 2.086.655, es decir, un 8,2% más que hace un año. De todos esos, 190.151 son indefinidos, una cifra que aunque sigue siendo baja, es la mayor en un mes de julio de toda la serie histórica y que en términos interanuales significa un aumento del 25%. «Apenas supone el 9% del total, debemos seguir trabajando porque estamos muy lejos de las cifras que este Gobierno pretende alcanzar», y ha confiado en que el reciente Plan director por un Trabajo Digno que se acaba de aprobar ayude a eliminar «la temporalidad que no está amparada en verdaderas necesidades coyunturales». De los contratos fijos, 113.954 fueron a tiempo completo (23,8% más) y 52.068, a tiempo parcial (16,46% más).

Además, ha hecho hincapié en que el porcentaje de la parcialidad involuntaria supera el 54%, lo que sugiere «medidas urgentes» para revertir esta situación. Y ha resaltado la especial afectación de la parcialidad involuntaria entre las mujeres, una brecha de género que en la que pretenden actuar con mayor esfuerzo.

Esta distinción de género se ve también en la reducción global de desempleo. Así, de los 27.141 parados menos de este mes de julio, 15.773 eran hombres (58%) y 11.368 (41,8%) han sido mujeres. Estas cifran hacen disminuir el paro masculino a 1,28 millones de personas y el femenino a 1,85 millones.

Por comunidades autónomas, el paro registrado bajó en 14 comunidades, lideradas por Galicia (-6.653), Andalucía (-5.534) y Castilla-La Mancha (-2.818), mientras que sube en otras tres, aunque de forma «muy leve»: Baleares (+656), País Vasco (+572) y Navarra (+515).

Subsidio para mayores de 52

La secretaria de Estado ha reseñado también la situación de los colectivos «especialmente sufridores de la crisis», entre los que se encuentran los parados de larga duración. En este grupo ha reducido el desempleo pero de forma «mucho más lenta» que en el resto, un 25% frente al 33% del total de parados. Por ello, Valdeolivos ha anunciado la ampliación de la protección a los desempleados que no cobran subsidio de los 55 a los 52 años. «Esta acción tendrá impacto de género porque dos de cada tres desempleados de larga duración son mujeres», ha afirmado.

Por otro lado, entre los extranjeros, el desempleo disminuyó en 8.704 personas, hasta los 371.171 parados, de las que 136.063 procedían de un país comunitario y 235.108, extracomunitario. Sobre la afiliación de este colectivo a la Seguridad Social ha hecho especial hincapié Granado, que ha recordado la «inmensa» aportación de los extranjeros al fondo de reserva, «sin el cual no se hubieran podido mantener las pensiones durante la crisis». «Si hiciéramos la cuenta de cuál es la aportación de los extranjeros a la Seguridad Social coincide bastante bien con sus aportaciones al fondo de reserva».

Ha recordado que en España hay 4,5 millones de personas procedentes de otros países con una «altísima» tasa de actividad. «La llegada de extranjeros siempre ha sido vista como una amenaza, pero es más una oportunidad para mantener nuestro estilo de vida, bienestar social y reponer la pirámide demográfica a un punto de mayor sostenibilidad», ha señalado Granado.

 

Fotos