El BCE sostiene que los riesgos de un 'brexit' sin acuerdo serían «manejables»

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis De Guindos./EFE
El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis De Guindos. / EFE

De Guindos no descarta, pese a todo, «efectos más adversos» por la mayor debilidad de la Eurozona y porque los mercados aún no cuentan con el divorcio caótico

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYOBruselas

La banca europea está más preparada para un 'brexit' desordenado que otros sectores económicos. Es lo que se desprende de la valoración realizada este lunes por el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis De Guindos. Durante su comparecencia en la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara, en la que ha presentado el informe del BCE de 2018, ha asegurado que la salida sin acuerdo del Reino Unido «acarrearía riesgos manejables para la estabilidad de la Eurozona».

Lo que ni resta gravedad al supuesto ni rebaja el carácter determinante que tendrá para la economía del club. Que no se produzca un terremoto financiero el día después de ese hipotético divorcio traumático, que ha cobrado fuerza como opción desde que el pasado viernes el parlamento británico tumbara por tercera vez el Acuerdo de Retirada pactado con los Veintisiete, responde, según el responsable del BCE, a los preparativos que desde diciembre se vienen intensificado en los Estados miembros.

19 propuestas legislativas y más de 90 avisos se han impulsado desde la Comisión Europea para evitar una escenario caótico. Hace una semana se dieron por «completados». «Las instituciones y gobiernos europeos ya han tomado medidas necesarias para amortiguar los efectos» de esa posible salida británica desordenada, pero además, el sector privado «está más preparado ahora de lo que lo estaba hace seis meses», ha insistido.

Existe, por tanto, un colchón que hace «gestionable» un 'Brexit' a las bravas; que amortiguará el golpe. Pero eso no significa que no pueda haberlo porque De Guindos ha planteado que «los mercados, hasta ahora, no han tenido muy en cuenta la posibilidad del no acuerdo porque les parece poco probable». Desde hace meses el regulador bancario europeo viene insistiendo en que la incertidumbre por los bandazos políticos de Londres con el 'brexit' ha sido uno de los elementos internos que ha incidido en la ralentización económica de la zona euro.

Una de las causas del «período de debilidad continua e incertidumbre generalizada» al que se refirió el pasado marzo el presidente de la institución, Mario Draghi. Otras son el frenazo del sector automovilístico alemán o una Italia en recesión técnica. «Se mantienen algunas vulnerabilidades que podrían generar efectos más adversos si interactúan con los riesgos que afectan actualmente a la perspectiva para la eurozona», ha señalado al respecto De Guindos, aunque hoy no ha lanzado ninguna referencia concreta.

El que fuera ministro de Economía en los últimos gobiernos de Mariano Rajoy, ha repasado las decisiones adoptadas en el último Consejo del BCE del pasado 7 de marzo. Las principales: postergar la subida de los tipos de interés hasta finales de año o la tercera ronda de los TLTRO, ese dinero barato que se prestará a los bancos condicionado a que fluya en forma de créditos a las empresas y los hogares. «Nuestras políticas monetarias han contribuido de forma muy favorable, apoyando la expansión económica y financiera de la zona euro», ha destacado el vicepresidente del BCE.

Más información