El Parlamento vuelve a rechazar todas las alternativas al 'brexit' de May

La primera ministra británica, Theresa May./EFE
La primera ministra británica, Theresa May. / EFE

La primera ministra no descarta una cuarta votación del Acuerdo de Salida en un momento de máxima tensión 'tory'

IÑIGO GURRUCHAGALondres

El Parlamento británico ha rechazado todas las alternativas al Acuerdo de Salida de la UE fracasando en su intento de identificar la que genera más consenso. La opción más votada, permanencia en la unión aduanera, ha sido derrotada por cuatro votos y el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, ha pedido que se le de, como al Acuerdo propuesto por Theresa May una nueva oportunidad.

El pasado miércoles, ninguna de las alternativas presentadas logró mayoría, aunque la salida sin acuerdo, que en principio se produciría ahora el 12 de abril, fue rechazada por 400 votos contra 160. El presidente de la Cámara de los Comunes. John Bercow, eligió las opciones con más posibilidades de generar una mayoría. Dos eran sobre el tipo de 'brexit' y dos sobre el procedimiento.

Las dos propuestas sobre la esencia de la salida británica de la UE- permanecer en la unión aduanera (rechazada por 276-273) o mantenerse hasta resolver el problema de la frontera irlandesa en esa unión comercial con el añadido de acceso al mercado común como país miembro de la Asociación Europea de Libre Comercio(282-261)- cumplen con el requisito del 'brexit' y se refieren a la futura relación.

Para tener viabilidad, la Declaración Política anexa al Acuerdo de Salida de la UE tendría que ser modificada en una negociación con Bruselas, de tal modo que la vaguedad de la actual Declaración sobre la intención de ambas partes de establecer una estrecha relación en el futuro gane firmeza con el compromiso de un objetivo concreto, y se definan sus posibles efectos sobre la salvaguardia irlandesa.

Promotores de estas iniciativas creen que tienen más apoyo que la propuesta del Gobierno y que la UE concedería una prórroga hasta el 22 de mayo. Y que en menos de dos meses podrían negociarse los cambios y aprobar tanto el Acuerdo como la Declaración, más la legislación necesaria. Y deberían también proteger una Declaración que no tiene fuerza legal de un futuro cambio en el Gobierno de Londres.

Las otras dos opciones rechazadas por la Cámara de los Comunes- convocatoria de un referéndum para elegir entre el futuro acuerdo y la permanencia(292-280), y la exigencia de una votación en los Comunes, el día 10, para revocar el proceso de salida de la UE si a dos días del desenlace el Gobierno no ha logrado un acuerdo(292-191)- tenían que ver con el procedimiento.

Alta tensión

La segunda, propuesta por los independentistas escoceses, fue rechazada con más amplitud porque los laboristas se opusieron a ella argumentando que no es el momento adecuado y que hay otros medios de evitar una salida abrupta. Como telón de fondo, las críticas continuas del SNP a la actitud de los laboristas en las últimas semanas y el deseo de estos de marcar su poder y su territorio.

Los cabecillas de la rebelión que arrebató al Ejecutivo el derecho a definir la agenda de la Cámara de los Comunes han impuesto un nuevo debate el miércoles. Es probable que planeasen someter a votación una ley para obligar al Gobierno a cumplir la voluntad de los diputados. Pero el obvio fracaso del procedimiento para lograr un consenso- por la oposición de los conservadores- puede llevar a un replanteamiento.

Un grupo de 'brexiters' se concentra frente al Parlamento Británico.
Un grupo de 'brexiters' se concentra frente al Parlamento Británico. / EFE

Theresa May reúne a su Gabinete este martes con una sesión inicial, 'política' de tres horas, sin presencia de los altos funcionarios. Considerará la estrategia de los próximos días, con la convocatoria de una cuarta votación sobre el Acuerdo de Salida o de unas elecciones generales en un orden del día que ha de incluir qué respuesta da el Gobierno a su relativa victoria en el fracaso del Parlamento.

Las divisiones son agudas, con ministros advirtiendo, en declaraciones anónimas a la prensa, de que dimitirán si May se inclina por la versión del 'brexit' que no desean y otros aireando su afán de ser líder. Unos 200 diputados, entre ellos cargos del Gobierno, habrían escrito una carta a May exigiéndole que Reino Unido abandone la UE el 12 de abril aunque sea sin acuerdo

El jefe de la disciplina del grupo parlamentario, Julian Smith, se queja, en un documental de la BBC de que la conducta de este Gabinete «es el peor ejemplo de indisciplina en la historia británica» y de que May no explicase, tras sus catastróficas elecciones de 2017, que un 'brexit' suave era «inevitable».