Sánchez, dispuesto a hablar con todos los partidos para «mejorar» los Presupuestos

Pedro Sänchez en el Congreso de la Empresa Familiar de Valencia. / Foto: Efe / Vídeo: Atlas

Casado apela a la «responsabilidad» de Cs para que impida la tramitación del texto y promete «no molestar» a las empresas con una bajada del Impuesto de Sociedades

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZValencia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado que su proyecto de Presupuestos «cada día gana más fuerza» en relación a la decisión de Ciudadanos de desbloquear el trámite en la Mesa del Congreso. «El Gobierno está abierto a hablar con todas las fuerzas, a izquierda y derecha», ha señalado Sánchez en la clausura del Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se celebra en Valencia.

Así, el presidente se ha mostrado dispuesto a consensuar con todos los grupos para «mejorar» los Presupuestos «si hay una voluntad real de que no haya bloqueo» y ha asegurado que el veto «tiene que ser el pasado». Y ha remarcado que «el presente y el futuro» tiene que estar presidido por «la voluntad de diálogo y acuerdos». Ante los más de 600 empresarios que han asistido a este foro, el presidente ha añadido que «si todos los grupos están pidiendo unos nuevos Presupuestos, hablaremos entre todos para llevarlos a cabo». Además, ha asegurado que está seguro de que su plan presupuestario «saldrá adelante».

Una de las novedades anunciadas ha sido que llevarán «en breve» a la Comisión Europea una agenda del cambio de reformas estructurales «para un crecimiento sostenible y justo». Su objetivo es que España sea más productiva para que gane en los índices de competitividad, que han descendido en los últimos años. Este acuerdo constará de siete ejes: transición energética, políticas de empleo, reforma del sistema universitario y FP, despliegue del 5G, apoyo al emprendimiento, digitalización de las administraciones públicas y fortalecimiento de la calidad institucional para que mejore el funcionamiento de los mercados.

Casado promete bajada de impuestos a las empresas

A quien no les ha sentado tan bien la decisión de Ciudadanos es al PP, al desmarcarse de su posición conjunta para bloquear la tramitación de la ley de estabilidad presupuestaria. Ayer el partido de Albert Rivera decidió presentar una enmienda a la totalidad al texto del PSOE permitiendo así que la discusión pueda comenzar en el Congreso. Ante ello, el líder de la oposición, Pablo Casado, ha apelado en el Congreso de Valencia a la «responsabilidad» de Ciudadanos para que «no desbloquee la tramitación de los Presupuestos».

«No podemos facilitarles unos malos Presupuestos, que son la semilla de una nueva recesión en España. Tenemos que ser responsables e ir juntos», ha asegurado. En su opinión, la decisión que ha tomado Cs les posiciona «de nuevo en una posición de centro izquierda», un hueco que había quedado «huérfano» por la «radicalización del PSOE». «No podemos facilitar que el Gobierno de España haya mandado unas cuentas con una senda de déficit no aprobada en el Parlamento y que ahora intente modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria no dejando que el Senado cumpla el mandato legal», ha remarcado.

Ha asegurado que le «preocupa mucho» que los Presupuestos «se puedan pactar en una cárcel» o que recojan peticiones «de un partido que se ha caracterizado por arruinar economías como la de Venezuela, Ecuador o Bolivia, o ayuntamientos como los de Valencia, Madrid o Barcelona». Casado ha considerado que el incumplimiento de la senda de déficit y el coste de la credibilidad a la hora de pagar la deuda «puede que se lleve completamente esa previsión de ingresos y ese gasto», que iba a destinarse, a su juicio, «a partidas que ya estaban bastante ampliadas».

Bajada de impuestos a las empresas

Además, durante su discurso en el congreso ha abogado por «no molestar» a las empresas fiscalmente hablando y ha llegado a prometer una bajada del Impuesto de Sociedades, «como mínimo hasta el 20%» (ahora está en el 25%) y del IPRF «por debajo de la tasa psicológica del 40%». Asimismo, ha rechazado la tasa a las tecnológicas a pesar de que el gabinete del exministro Montoro también lo estaba tramitando, se opone al impuesto al diésel y ha pedido no subir las cotizaciones a la Seguridad Social. De hecho, otra de sus peticiones ha sido que las cotizaciones sociales se publiquen en la nómina para que los trabajadores «sean conscientes» de los costes laborales.

Al dirigirse a los más de 600 directivos congregados en Valencia, Casado ha asegurado que sus planes «no distan mucho de los vuestros» y que lo que tiene que hacer un partido es «no molestar a las empresas y favorecer una regulación que favorezca la generación de riqueza y empleo«. Además de los Impuestos de Sociedades e IRPF, también ha explicado su intención de suprimir los de Donaciones y Sucesiones, como «ya ocurre en las comunidades donde gobernamos».

Más información

 

Fotos