Calviño hará «lo máximo posible» por reducir el déficit hasta el 2%

La ministra de Economía, Nadia Calviño, en el evento./EP
La ministra de Economía, Nadia Calviño, en el evento. / EP

La ministra, que ya ha trasladado esta cifra a Bruselas, prevé recortarlo este año en 7.500 millones como un objetivo más «realista» que el 1,3% marcado para 2019

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Este año el déficit cerró en el 2,6% del PIB, unas cifras muy superiores a lo previsto por el Gobierno de Rajoy que elaboró las cuentas, pero un dato que ha permitido a España salir del programa de vigilancia de Bruselas. Para este año, las cuentas prevén un 1,3%, pero ante la imposibilidad de conseguirlo, la ministra de Economía ya está adelantando que harán «todo lo posible» para reducir el déficit público y bajarlo en solo un año seis décimas hasta situarlo en el 2%.

Nadia Calviño ha asegurado que ya ha comunicado esta cifra a la Comisión Europea y ha lamentado que no fuera posible finalmente sacar adelante su plan de estabilidad, que establecía el objetivo de déficit en un entorno «más realista» del 1,8%, así como el proyecto de Presupuestos. «España se habría aproximado (al 1,3%) de haber visto la luz las cuentas públicas», señaló la ministra durante su intervención en el Foro El Confidencial-Pimco.

Aunque la mayor parte del ajuste será cíclico, también habrá que hacer algún ajuste fiscal para este recorte previsto de seis décimas de déficit, que significan 7.500 millones de euros. Dada la dificultad de esta tarea, el Banco de España (BdE) ya estimaba hace pocas semanas que España terminaría el año con un déficit del 2,5% del PIB, debido en parte a las medidas sociales que se han ido aprobando por real decreto en los denominados 'viernes sociales' y que han aumentado el gasto público sin medidas de ingresos que lo complementen.

«Aprovecharemos la buena marcha de la economía»

Pero la ministra sigue confiando en sus cuentas, debido sobre todo a que la mayor parte del ajuste del déficit será cíclico, por la «buena marcha de la economía» a pesar de la ralentización de la eurozona. «Aprovecharemos la buena marcha de la economía para reducir lo más rápidamente posible el peso de la deuda sobre el PIB», ha señalado.

Así, aunque la ministra reconoció que hubiese preferido reducir la ratio de deuda pública «de forma más intensa» durante la legislatura, celebró que el Tesoro haya ampliado el periodo de vencimiento y reducido los tipos de interés a mínimos históricos, lo que reduce la factura de intereses de España. Y es que el endeudamiento de nuestro país cerró el año en el 97,2%, dos décimas por encima de lo que había previsto el Gobierno en su proyecto de Presupuestos.