La lucha contra el fraude se intensifica, pero la plantilla de Hacienda sigue a la cola de la Europa

Julio Lesmes, Antonio Rego y Francisco Almansa, en un encuentro de inspectores de Hacienda. /Fernando Gómez
Julio Lesmes, Antonio Rego y Francisco Almansa, en un encuentro de inspectores de Hacienda. / Fernando Gómez

Los técnicos critican que el refuerzo sobre el control de las altas fortunas no va acompañado de más medios

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La Agencia Tributaria recaudó el año pasado 15.000 millones de euros gracias a sus medidas de lucha contra el fraude, una cifra que roza el récord de 2015, cuando obtuvo 15.664 millones. Las cuentas de los Presupuestos Generales del Estado de 2019 detallan que el Gobierno pretende que este año las nuevas medidas supongan un aumento de 828 millones.

Estas medidas son, a grandes rasgos, ampliar la lista de morosos, delimitar el pago en efectivo entre empresarios de 2.500 a 1.000 euros y acompasar el reglamento a las prácticas internacionales. Pero pretender aumentar tanto la recaudación con los mismos medios resulta incompatible, según denuncias los Técnicos de Hacienda (Gestha).

Consideran que el nuevo plan de control tributario rompe con el «continuismo» de los anteriores y se centra el fraude las grandes fortunas. Pero con ese control más intenso lamentan la falta de refuerzo de la plantilla. Y es que este año el personal de la Agencia Tributaria ocupará el último lugar de la UE en las ratios de efectivos de control fiscal usados por la OCDE. El proyecto de Presupuestos recoge un aumento de 387 personas hasta contar con 25.916 empleados a final de año.

Desde Gestha denuncian que España sufre una brecha de 25.504 empleados menos que la media de Europa. Esto equivale a un solo trabajador por cada 2.836 ciudadanos. En su opinión, a consecuencia de esta diferencia España tiene el doble de economía sumergida que otros países del entorno.

La respuesta del director general de la AEAT, Jesús Gascón, en el Congreso fue que este año se incrementará el número de efectivos neto en casi 400 personas tras las 900 jubilaciones registradas. Eso sí, según él, la estrategia a medio plazo es recuperar los 28.000 efectivos con los que contaban antes de la crisis para acercarse a la media de la UE.

Más información

 

Fotos