Los sindicatos pactan con Nissan 500 prejubilaciones y 100 salidas voluntarias

Un empleado de Nissan montando varias piezas en una de sus plantas en Barcelona./ AFP
Un empleado de Nissan montando varias piezas en una de sus plantas en Barcelona. / AFP

El acuerdo sobre su ERE en Barcelona desbloquea una inversión de 70 millones y recoge un alza salarial del 4% hasta 2021, la mitad no consolidable

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Apenas una semana después de que parecieran romperse las negociaciones entre Nissan y su comité de empresa, la dirección de su filial en España y los sindicatos acordaron este jueves los términos del expediente de regulación de empleo (ERE) que ya había anunciado el grupo japonés para sus dos centros en Barcelona. Las 600 bajas previstas se realizarán finalmente mediante 500 prejubilaciones y 100 bajas voluntarias.

Las conversaciones, que se han alargado durante un mes y medio, chocaban con la exigencia sindical de que la compañía garantizase por escrito que no habrá cierres de manera indefinida, además de buscar soluciones al descenso de la carga de trabajo. Sin esa «garantía formal», se negaban a respaldar un ajuste que afecta hasta una quinta parte de sus 3.200 empleados.

Con la mediación a última hora de la Generalitat, Nissan se ha comprometido a reactivar la inversión de 70 millones de euros en una nueva planta de pintura, pues la actual está ya en la cuenta atrás para dejar de operar por la nueva normativa medioambiental. También aumentará la capacidad de ensamblaje hasta los 160.000 vehículos anuales.

Y es que uno de los grandes problemas que arrastra la empresa es el descenso de producción, especialmente acusado este año. A nivel mundial su ritmo de fabricación bajó casi un 5% en 2018, pero en sus centros de Barcelona el recorte superó el 20% hasta quedar en 82.500 vehículos ensamblados, apenas el 33% de su capacidad. Y esa misma tendencia se mantendrá, pues las previsiones apuntan que de sus dos plantas en Barcelona no saldrán más de 78.200 unidades este año y poco más de 65.000 el próximo.

Las condiciones de las prejubilaciones pactadas en Nissan incluyen mantener el 85% del salario neto hasta el retiro definitivo a los 63 años, con una prima de adhesión equivalente a otro 5%. Sobre las salidas voluntarias, se añadirán 50.000 euros netos a la indemnización que les correspondiera legalmente. Ambos procesos finalizarán entre marzo y junio de 2020.

No más ajustes

Para el conjunto de la plantilla se ha aprobado, asimismo, una subida salarial del 4% repartida entre 2019 y 2021, aunque la mitad no será consolidable. Además, según los sindicatos, la compañía se comprometería a no realizar más ajustes traumáticos de su plantilla.

De otro lado, el consejero delegado de Nissan Iberia, Marco Toro, pidió también este lunes al Gobierno que refuerce las ayudas a la compra de vehículos eléctricos para impulsar la renovación del «anticuado» parque automovilístico español. A este respecto advirtió que lo prioritario es que se materialicen ya anunciadas e incluso presupuestadas, pero que todavía no se han abonado, al tiempo que reclamó también una rebaja del IVA para ese tipo de unidades.