Renfe retoma el proyecto del AVE 'low cost' Madrid-Barcelona

Recreación del nuevo AVE 'low cost' de Renfe./Efe
Recreación del nuevo AVE 'low cost' de Renfe. / Efe

El proyecto, que se aprueba este martes, se pondrá en marcha antes de que a final de 2020 el transporte en tren se abra a la competencia

E. MARTÍNEZMadrid

El proyecto anunciado hace un año de un AVE 'low cost' que uniera Madrid y Barcelona a un precio más bajo a cambio de reducir prestaciones vuelve a estar sobre la mesa. Renfe retomará el proyecto de EVA (las siglas invertidas de AVE, Alta Velocidad Española) para que esté en circulación antes de que en diciembre de 2020 el transporte de viajeros de tren se abra a la competencia.

Renfe incluirá el lanzamiento de EVA en el plan estratégico que este martes aprueba su consejo de administración, según adelantaron fuentes del sector a Europa Press. Consultada por este diario, la empresa aplaza a la reunión del martes para dar más información sobre ello. Así se retomarán los planes anunciados en febrero de 2018 por el exministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que con el cambio de Gobierno vio cómo se complicaba el objetivo de ponerlo en funcionamiento en este primer trimestre del año.

El proyecto presentado por De la Serna incluía billetes hasta un 25% más baratos que los de la alta velocidad convencional y cinco trenes diarios por sentido diarios entre las estaciones de El Prat y Madrid Atocha. Pero, ¿cómo se reducirán costes? Serán trenes que no dispongan de cafetería, sino que habrá un coche con máquinas expendedoras; se utilizarán materiales más ligeros con un acabado menos complejo que el de los AVE convencionales; y el número de empleados también se reducirá en cada tren, según explican a este diario fuentes del sector.

Por parte de Renfe no dieron en la presentación del proyecto muchos detalles sobre las «prestaciones inferiores» a las que se referían, y solo hablaron de una capacidad mayor para transportar a más viajeros, lo que indicaría menos espacio entre asientos. La estimación inicial partía de un millón de pasajeros transportados al año, de los que 250.000 serán nuevos pasajeros de este tipo de transporte, según los cálculos que la empresa pública hacía entonces.

En la reunión del consejo de administración tendrán que fijar los plazos para la implantación de EVA, que pasaría por la remodelación de algunos trenes, aunque se prevé que sea antes de que a finales de 2020 llegue la competencia para hacerse con ese mercado y la demanda del transporte rápido entre las dos capitales antes de esta apertura total al sector.