Dimas Gimeno perderá este domingo cualquier poder de decisión en El Corte Inglés

Dimas Gimeno. /Efe
Dimas Gimeno. / Efe

La Junta de Accionistas aprobará su destitución como consejero dos meses y medio después de su cese como presidente del grupo

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

La paz en El Corte Inglés está lejos de alcanzarse y todo apunta a que la Junta de Accionistas que tendrá lugar el próximo domingo –es ya tradición celebrarla el último fin de semana de agosto–­ será cuando menos complicada. Y es que, además de ser la primera Junta en la que Jesús Nuño de la Rosa se siente como presidente, será, por contra, la última a la que acuda Dimas Gimeno como consejero del grupo. De esta forma, en poco más de dos meses pasará de 'mandamás' del gigante español de la distribución a simple accionista; sí, con un capital importante dentro de la compañía, pero ya sin ninguna capacidad de decisión.

El consejo de administración propondrá este domingo a sus accionistas la destitución de Gimeno como consejero, algo que previsiblemente será aprobado por una amplia mayoría de la Junta, según informan fuentes cercanas al proceso. Y esto sucede después de que el pasado 14 de junio aprobara su relevo en la presidencia con ocho votos a favor y una abstención.

Durante los últimos días se habían intensificado las negociaciones para tratar de lograr una salida pactada, de forma que fuera el propio Gimeno quien dimitiera y no tener que forzar su cese, pero por el momento no ha sido posible. El último encuentro entre el actual presidente, Nuño de la Rosa, y su antecesor para intentar un acuerdo tuvo lugar el pasado lunes, pero sin llegar a dar frutos. El sobrino elegido por Isidoro Álvarez como su sucesor habría rechazado la indemnización que le ofrecen y que algunas fuentes sitúan en torno a los 10 millones de euros, pese a que en los estatutos de El Corte Inglés se recoge que la compensación por el cese de un consejero ejecutivo es de dos anualidades.

Pero éste no es el único frente que hay abierto, ya que la batalla –­que no deja de ser una guerra entre familias–­ está también en los tribunales. Gimeno impugnó ante el juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid su destitución como presidente apenas unos días después de que sucediera, demanda que fue admitida a trámite. En concreto, solicitó que se declare nulo el acuerdo de destitución que se adoptó en el citado consejo aduciendo que había sido convocado de forma «indebida» y vulnerando las reglas de los estatutos de la compañía, ya que –según sus argumentaciones–­ el consejo en el que se decidió solo podía haberlo convocado él mismo en su condición de presidente y no por el secretario del consejo a petición de otros accionistas.

En paralelo, el expresidente presentó una querella criminal contra el exdirector de los Servicios de Seguridad de la empresa por un presunto delito societario y otro de corrupción entre particulares.

Al parecer, Dimas Gimeno exige para retirar las querellas y bajar las armas que se le garantice la segregación de las acciones de la sociedad patrimonial Cartera de Valores IASA, propietaria del 22% de El Corte Inglés. IASA está controlada mayoritariamente por sus primas Marta y Cristina Álvarez –­hijas adoptivas de Isidoro Álvarez–­, ya que entre ambas suman un 69% del capital, mientras que Gimeno, su madre y su tío poseen el 31% restante, lo que representa un 7% del gigante de la distribución, valorado en 10.000 millones de euros. Solo de esta forma Gimeno se convertiría en accionista directo de cara a una posible venta un comprador.

Otros consejeros en el aire

Pero además del cese de Gimeno, este domingo se dirimirá también el futuro de otros tres consejeros del grupo: Carlos Martínez Echevarría y Florencio Lasaga –­ambos veteranos en este puesto–­ y Paloma García Peña, que ocupa un asiento en representación de la Cartera Mancor (propietaria de un 7% de la empresa). La Junta de Accionistas debe decidir si renueva sus cargos o no, ya que, tal y como está establecido en los estatutos del grupo, cada mandato dura cinco años, periodo que se cumple ahora en los tres casos.

En caso de que se decidiera la salida de los tres, quedaría vacante casi la mitad del consejo, que está compuesto por diez personas, aunque el límite está fijado en quince. Además de Gimeno y estos tres mencionados, la Junta está formada por las hermanas Marta y Cristina Álvarez, Nuño de la Rosa, Víctor del Pozo Gil –­que es consejero delegado–­, Shahzad Shahbaz –­que representa al jeque Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, poseedor del 10% de las acciones–­ y Manuel Pizarro, único consejero independiente.

Otro de los cometidos será aprobar las cuentas de 2017, que por primera vez se han dado a conocer antes de este encuentro de accionistas. La empresa logró los mejores resultados tras la crisis, al ganar el año pasado 202 millones, un 24,9% más.

Contenido Patrocinado

Fotos