Bankia tenía un problema de liquidez a finales de 2011, según el Banco de España

José Antonio Gracia, supervisor del Banco de España, este lunes en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia./ EP
José Antonio Gracia, supervisor del Banco de España, este lunes en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia. / EP

El jefe de los inspectores que la revisaron afirma que «las entidades mueren de inanición», pero menosprecia varios avisos de su equipo

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

La fase testifical en el juicio por la polémica salida a Bolsa de Bankia está a punto de concluir y, pese a los reproches cruzados entre la antigua cúpula del Banco de España y algunos inspectores parece haber quedado claro que la entidad presidida entonces por Rodrigo Rato tenía problemas financieros de peso. Al menos en la segunda parte de 2011, ya operando en el mercado.

Así lo reconoció este lunes el supervisor directo del equipo de inspectores que estuvo revisando las cuentas de Bankia en esa época, José Antonio Gracia, quien admitió que en el supervisor ya existían «ciertos recelos» a finales de 2011 sobre las necesidades reales de saneamiento del banco. Sin embargo, a su juicio el problema más importante era la falta de liquidez, pues además se iba agravando con los meses.

«Ya puedes sanear el oro y el moro que si no tienes solucionado el tema de los vencimientos mayoristas –explicó este testigo al tribunal de la Audiencia Nacional–, las entidades mueren por inanición». En este sentido apuntó que a principios de 2012 ya detectaron que el banco perdía depósitos y las retiradas no dejaban de crecer.

El 21 de marzo de aquel año se conoció un informe de seguimiento sobre las cuentas de 2011 y en él ya se advirtió de que la matriz, BFA, no resultaba viable como algunos inspectores habían alertado en varios correos meses atrás. Pese a ello, Gracia tachó esos mensajes de «chascarrillos» y «charlas de café», al tiempo que pidió a los magistrados «no comentar nada más» porque considera «profesionales» a sus subordinados. Apostilló, eso sí, que él solo valora el contenido de los informes formales de vigilancia.

Informe critico

La acusación le preguntó en ese sentido por uno del entonces , quien el 8 de julio de 2011 alertó de que el con que iban a salir las (del 70%) le hacía «r» respecto de «las consolidadas de diciembre de ». El jefe de los inspectores dijo no conocerlo, aunque acto seguido añadió que «bajo mi supervisión ha habido dos salidas a Bolsa con un descuento del 40% sobre el valor en libros y no se me parte la vida; ».

Y respecto al adelanto público en abril de 2012 del informe crítico del FMI sobre el sector financiero español, dijo que no era habitual. Pero lo que le llamó más la atención es que se citara «casi expresamente» a Bankia: «No había pasado nunca».