Copa Davis

Nadal encabeza un equipo de gala para medirse a Francia

Rafael Nadal en el US Open/AFP
Rafael Nadal en el US Open / AFP

El balear, Carreño, Bautista y Feliciano López lucharán en la semifinal de la Copa Davis

ENRIC GARDINER

En el ocaso de la Copa Davis, España sacará lo mejor de lo mejor para intentar llevarse la última ensaladera clásica a casa. Sergi Bruguera no se guardará nada y acudirá a Lille (Francia) con un conjunto formado por Rafael Nadal, Pablo Carreño, Roberto Bautista, Feliciano López y Marcel Granollers como quinto hombre. El mejor equipo posible para las semifinales que medirán a España y Francia los días 14,15 y 16 de septiembre en tierras galas.

Si no se produce ningún incidente de última hora, Bruguera contará con los tres mejores jugadores españoles del ranking: Nadal, número uno del mundo, Carreño (12) y Bautista (22), además de uno de los mejores doblistas del circuito como Feliciano. Quizás la única ausencia reseñable, pero comprensible sería la de David Ferrer, quien pese a darle a España el quinto punto en la vital eliminatoria contra Alemania, no se encuentra en un momento de forma óptima. El de Jávea acumula cinco derrotas en sus últimos seis partidos y se tuvo que retirar de su duelo de primera ronda ante Nadal en el Abierto de los Estados Unidos. Ferrer apoyará como uno más desde casa.

De Nadal poco queda por decir. Aún inmerso en el US Open, donde disputará los cuartos de final ante el austríaco Dominic Thiem, la única preocupación en torno a su figura radica en la rodilla. En su duelo de tercera ronda ante el ruso Karen Khachanov, tuvo que vendarse la rodilla derecha y por momentos se temió por la salud de la misma. Sin embargo, en su compromiso de octavos, la protección desapareció y el balear no se resintió ni vio afectada su movilidad. Un choque de mayor exigencia como el de Thiem marcará el estado de su cuerpo.

A su favor juega que no habrá un cambio importante de superficie. Pese a que hay menos de una semana entre el final del último Grand Slam de la temporada y las semifinales de la Copa Davis, una hipotética final en Flushing Meadows dejaría cuatro días de recuperación al de Manacor. Los franceses han dispuesto el estadio Pierre Mauroy, que ya albergó la final de 2014 ante Suiza y la de 2017 ante Bélgica. La pista será de cemento y el techo estará cerrado. Una de cal y una de arena. Misma superficie que en Nueva York, pero se pasará de un torneo al aire libre como es el Grand Slam a uno techado.

De la raqueta de Nadal, que solo ha perdido un partido individual en su carrera en la Copa Davis (Jiri Novak, 2004) pasan muchas de las opciones de España, que además contará con dos escuderos de lujo en el individual como Bautista y Carreño. Ambos saben lo que es ganar torneos en pista techada y, aunque quizás no estén en el mejor momento de la temporada -Carreño se tuvo que retirar en segunda ronda del US Open y Bautista perdió en primera ronda-, la Copa Davis tiene la capacidad de transformar a los jugadores y dejar los resultados del circuito atrás.

Lo esperado es que en los hombros de Bautista y Carreño quede la responsabilidad de jugar dos partidos individuales, los otros dos se reservarían para Nadal y la duda llegaría en el dobles. Feliciano parece una opción segura, pero sin su pareja habitual, Marc López, se abren dos opciones: meter a Carreño, quien ha demostrado moverse bien en esta modalidad -tres títulos y una final en el US Open-, o ir con Nadal, oro olímpico en dobles.

Contenido Patrocinado

Fotos