MotoGP | GP Australia

Marc Márquez: «Si alguien se pone un límite es que no afronta bien la vida»

Marc Márquez, máxima atracción en Australia. /Afp
Marc Márquez, máxima atracción en Australia. / Afp

El flamante campeón del mundo busca una victoria en Phillip Island tras cerrar el campeonato en Japón

BORJA GONZÁLEZ Phillip Island (Australia)

Marc Márquez aterriza en Phillip Island con su misión completada pero con la idea de que no se repita lo sucedido en 2014 y 2016, cuando llegó como campeón del mundo y terminó cayéndose en carrera.

¿Cómo fue la noche del domingo?

Corta, corta, siempre se hacen cortas esas noches. La celebración fue bien. Quieras o no somos pilotos y lo celebras, pero sabiendo que teníamos una carrera este fin de semana. Estuvo bien, con el equipo había euforia.

¿Vio la vida peligrar o el hombro salirse cuando le cogió Redding en brazos?

Apareció de la nada en el chiringuito en el que estábamos, que estaba ahí perdido al lado del aeropuerto. Había otros pilotos también porque es el único que hay. Es un 'showman', es actor también, monta su guión y lo hicimos ahí.

Más información

El que sigue sin felicitarle es Rossi, ¿no?

Bueno, lo celebré con los míos, que es lo más importante.

No, aquí en la sala de prensa, como si no hubiese ganado nada…

No hace falta darle importancia, si no será un titular.

Cuando ha dudado en decir que cree que va a terminar aquí primero, ¿por qué ha sido?

Porque no me gusta decir primero. Me estoy poniendo presión pero es lo que me toca decir ahora. Es verdad, no tengo presión pero el objetivo es intentar ganar. Pero utilizando la experiencia de 2014 y 2016. Si toca hacer podio se tiene que entender. Me cuesta decir 'primero', pero es lo que siento, en lo que confío y lo que digo cada fin de semana: trabajaré para intentar ganar la carrera.

«Me cuesta decir 'primero', pero es lo que siento, en lo que confío y lo que digo cada fin de semana: trabajaré para intentar ganar la carrera»

¿Pero pesa el recuerdo de los años en los que falló cuando llegó siendo campeón?

Pesa tanto que he sido campeón y lo tengo en la cabeza. Pesa porque me ha pasado dos veces. Esperemos que no pase el domingo. Si pasa tampoco cambia nada, pero los de Honda no estarían contentos.

¿Qué quiere mejorar para el año que viene? Porque todos los rivales llevan tiempo hablando de 2019 una vez que estaba claro que iba a ganar.

¿De la moto? Todos los pilotos a todas las fábricas les piden mejorar chasis y motor. Motor, más potencia en la recta, porque el tiempo es gratis. ¿Chasis? En nuestro caso se pueden mejorar cosas, pero es entender por qué tenemos que ir siempre con el neumático duro delante, por qué forzamos tanto el tren delantero… De ahí vienen todas las caídas. Y es ahí donde nos intentaremos centrar más.

¿Qué significa para usted que nadie sepa cuál es su límite?

No creo que nadie que tenga un límite, y si alguien se pone un límite es que no afronta bien la vida. El límite no es ni para alcanzarlo ni pensarlo. No pienso ni en el futuro ni en el pasado, si no en vivir del presente. Ahora hemos conseguido este título y el año que viene tendré la presión y las ganas de intentar conseguir otro. Y espero que esta presión y estas ganas sigan en toda mi carrera deportiva porque esta es una buena señal, aunque no guste convivir con presión. Es lo que toca si estás al nivel. Espero que toda mi carrera deportiva sea así. El tiempo dirá.

«Llegarán momentos malos, seguro. En todas las carreras deportivas de un piloto, de un profesional, llegan»

¿Esta sensación es fácil de contagiar al equipo o hay que hacer algo para que no se baje la guardia?

¿Para no bajar la guardia? Es fácil: pensar en 2015. Pensar en que veníamos de ganar trece carreras en un año, de ganar la última, de parecer que salía todo fácil, a empezar a un año sin entender nada. Es pensar en eso, y la guardia vuelve. Esto hace que nos tengamos que concentrar en nosotros mismos, mejorar al máximo, porque nunca sabes la capacidad de mejora que tendrá le rival durante la pretemporada.

¿Le da la sensación que desde fuera lo que consigue parece fácil?

Fácil no es nunca. ¿Que da la sensación desde fuera o que percibo que a la gente le parece fácil? Sí, porque sin ir más lejos, en el fin de semana de Motegi, me decían: hemos traído aquí al jefe de Honda porque como va a pasar algo importante el domingo así ya está aquí. ¿Y quién te dice a ti que te va a pasar esto? Lo ven fácil. Pero no lo es, y quien ha sido deportista, piloto, lo ve. Nunca se sabe. Llegarán momentos malos, seguro. En todas las carreras deportivas de un piloto, de un profesional, llegan. ¿Cuándo? No se sabe si el año que viene, si de aquí a tres, de aquí a cinco.

 

Fotos