Moto3

Jorge Martín: «Cuando he visto a mi padre me he puesto a llorar»

El piloto madrileño Jorge Martín celebra su victoria en Sepang (Malasia)./Efe
El piloto madrileño Jorge Martín celebra su victoria en Sepang (Malasia). / Efe

«Sin mi familia esto hubiera sido imposible», reconoce el piloto madrileño, nuevo campeón del mundo

BORJA GONZÁLEZSepang (Malasia)

Exultante tras ganar el título de Moto3, Jorge Martín recordaba cómo había sido una carrera muy tensa e intensa en su inicio, que culmina una carrera deportiva que ha tenido sus momentos críticos. Todo acompañado por sus padres, Susana y Ángel, y con la felicitación in situ de Jorge Lorenzo, con el que compartió entrenamientos y del que reconoce haber aprendido mucho por su obsesión por los pequeños detalles.

-¿Qué es lo primero que se le ha pasado por la cabeza? 

Lo primero que se me ha pasado por la cabeza ha sido mi familia, y he empezado a llorar. No me lo creía, me lo decía a mí mismo, '¡Campeón del mundo, campeón del mundo!'. Pero no te lo crees. Luego he visto a mi padre y me he puesto a llorar. Ha sido un momento único y que no quiero olvidar nunca. Además he ganado la carrera y estaba súper contento. En la última vuelta estaba un poco desconcentrado porque iba mirando todas las teles, sabía que tenía mucha distancia y no me concentraba. Me iba largo en las curvas, pasaba por el agua. 'Al final la lío'. Cuando he acabado he visto en la pantalla que había ganado el Mundial, ha sido una sensación increíble.

-¿Cuánto ha costado llegar hasta aquí?

No te lo puedes ni imaginar. Ha sido una carrera muy difícil y sin mi familia esto habría sido imposible. Ha costado mucho, pero este año ha sido el año clave. Me encontraba muy fuerte y el objetivo siempre ha sido ganar el título. Había que estar muy enfocado en cada carrera para ganar, pero hemos tenido muchos inconvenientes. Nos hemos sobrepuesto a todo, caídas, lesiones, ceros, estar por detrás, recuperar puntos, volver a perderlo… Ha sido un año muy complicado pero ganar el título de esta manera, yéndome y después de algunas carreras en las que he sido muy superior, demuestra que hemos hecho un gran trabajo.

-¿Ha salido el plan como esperaba?

El plan era escaparse. Al principio, como la pista estaba con agua no he querido arriesgar nada, quería que pasasen las vueltas y se secase, porque hacía mucho calor. He intentado conservar gomas para el final, y ha funcionado. Al final, tirando les metía casi medio segundo y creo que ha sido la clave. Trabajar bien en los entrenamientos de seco y no tomar riesgos cuando había agua, pero siempre aprovechando al máximo los momentos que se podía trabajar. Ayer fue una tarde de trabajo, para tener la moto perfecta para hoy. 

-¿Tenía miedo?

Al principio estaba asustado. No pensaba para nada en el campeonato y veía que todos querían estar delante. Con Marco (Bezzecchi) he tenido un par de momentos en los que le veía un poco agresivo, pero mi equipo me ha repetido mucho que no entrase en el juego y que fuera detrás, porque con dos segundos puestos ganaba el campeonato. Pero quería pasármelo bien y entrar en el juego. Me he divertido y también en eso he podido ser un pelín superior, sabía que en cuanto hiciese dos o tres curvas primero me podría escapar, además he visto que Dalla Porta iba detrás y era el menos fuerte, y he aprovechado para escaparme.

-¿Compensa esto los esfuerzos de toda una vida? ¿Qué consejo le daría a los chavales que están empezando?

Decirles que nunca va a ser fácil. Porque para ganar el Mundial se tienen que juntar los astros para que te salga bien. A mí se me han juntado este año. Y por supuesto compensa con creces. Las dietas, los días sin comer, los entrenamientos en ayunas… todo. Gracias a mis entrenadores, mi manager y a todos. 

-Ha costado mucho llegar, ya desde la Rookies Cup, que no le garantizó moto para el Mundial.

Lo he dicho muchas veces. He tenido un par de momentos que eran de o hacerlo bien, o me iba para casa. Por eso mi padre siempre dice que trabajo mucho mejor bajo presión. Cuando tenía que entrar en la Rookies, o hacía primero o no entraba. Después cuando estaba en la Rookies o ganaba o dejaba de correr. Todo esto me enseñó a trabajar bajo presión y este año ni la he sentido. De hecho, ni ganando la Rookies pude entrar en el Mundial, porque me pedían 200.000 euros por correr y para eso me quedaba en casa. Por suerte, en toda mi trayectoria he tenido becas y solo teníamos que pagarnos los viajes, pero al final todo ha salido bien.

-Es el primer madrileño de la historia que gana un Mundial, porque Ángel Nieto era zamorano de nacimiento, aunque vallecano de adopción. 

Es único ser el primero en algo, además son números redondos. 600 victorias y 50 títulos. Así que es un gran día para España y para Madrid.

Más información

 

Fotos