Ducati asusta en Austria

Andrea Dovizioso, durante los entrenamientos del GP de Austria. /
Andrea Dovizioso, durante los entrenamientos del GP de Austria.

Discreta jornada para Márquez, complicada para Pedrosa

BORJA GONZÁLEZ

El equipo oficial Ducati dominó con firmeza la primera jornada de entrenamientos de MotoGP del Gran Premio de Austria. Un hecho nada sorprendente viendo el resultado que habían logrado durante los entrenamientos privados celebrados tras la prueba de Alemania. Andrea Dovizioso marcó el mejor tiempo, algo más de dos décimas mejor que el de Andrea Iannone, y dejó a más de ocho al tercero y al cuarto, Maverick Viñales y Valentino Rossi, respectivamente. A partir de ahí las diferencias superaron el segundo, un mundo en un trazado de menos de un minuto y medio: con Jorge Lorenzo octavo a 1.3 segundos, Marc Márquez décimo a 1.4 y Dani Pedrosa decimonoveno a 2.5 Pedrosa terminó su participación en el primer entrenamiento libre con una espectacular caída, en quinta marcha, que provocó que su Honda terminase saltando por encima de las protecciones. Me he caído por falta de temperatura en el neumático, y porque el aire era muy frío, hacía mucho frío, explicó en un día en el que los pilotos sufrieron los nueve grados de temperatura con los que les recibió el Red Bull Ring. Hay mucha recta, la temperatura baja mucho y por mis características, supongo, he sufrido más ese fenómeno esta mañana y esta tarde. He intentado provocar más temperatura en el neumático, y no he podido; me he caído en un punto muy rápido, cuando normalmente te caes más entrando en la curva, no al frenar. La temperatura no fue, sin embargo, el único problema de Honda que, según sus pilotos, no penalizó en demasía no haber participado en el test post Sachsenring.

Por no entrenar la diferencia es cero, no creo que sea significativo, quizás hoy un poco, pero mañana yo, por ejemplo, a nivel de líneas ya estoy encontrando los límites y por muchas vueltas que dé no mejoraré en ese aspecto, reconoció Márquez. Pero sí que quizás es más por el estilo de circuito, ya que sabíamos que sufriríamos aquí porque hay mucha aceleración; por ejemplo, en el primer parcial, que sólo es una curva y una aceleración, pierdo tres décimas y media y luego al ser un circuito corto pues es muy difícil recuperarlas. Bueno, pero a nivel de ritmo no estamos tan, tan lejos, como a una vuelta rápida. Esto, al ritmo, y a cómo respondan con neumáticos gastados en una carrera a 28 vueltas- es a lo que se aferran los rivales de Ducati para no dar por hecho que la marca italiana vaya a volver a ganar después de no haberlo hecho desde 2010. La Ducati tiene mucha potencia, pero lo que pueden hacer mejor que las Yamaha y las Honda es que tienen menos wheelie (levantamiento de la rueda delantera). Por este motivo son muy rápidos en aceleración, porque parece que la moto acelere más sin que se le vaya levantando la rueda de delante. Una explicación de Rossi a la que añadió la confesión de que falta mucho Gran Premio y que no se piensa plantear este como una batalla con Márquez y Lorenzo en clave título- dando por bueno un tercer puesto por detrás de los dos Andrea.

A pesar de que ha hecho bastante más frío que en el test, hemos confirmado hoy nuestro buen estado de forma aquí, todo ha ido bien, aunque aún así tenemos que mejorar alguna cosa más pensando en el ritmo de carrera, concedió Dovizioso, que sí que reconoció la ventaja que mantienen al menos a una vuelta, lo que les convierte en favoritos indiscutibles a la pole.

Fuera de la clase reina, en Moto2 Alex Rins y Johann Zarco empezaron a demostrar que lo que queda de año debe de ser una pelea a dos, con permiso de Sam Lowes, que sufrió un par de caídas en la jornada inaugural solo pudo ser decimotercero- . Rins y Zarco terminaron segundo y tercero, respectivamente, por detrás del suizo Thomas Luthi. Por la mañana hemos salido con la configuración del test, pero las condiciones eran muy distintas y nos ha costado un poco. Los cambios que hemos hecho para el entrenamiento de la tarde han funcionado y me he sentido muy cómodo encima de la moto. Esta pista me gusta mucho y creo que este puede ser un buen fin de semana, analizó Rins, al que su jefe de equipo, Sito Pons, ya le ha dejado claro que debe centrar su mente solo en Zarco de aquí al final de año para tratar de mantenerse con opciones en la pelea por el título. En Moto3, Brad Binder fue el dominador de las dos sesiones de entrenamientos, demostrando que la KTM va en serio en su trazado. Peor le fueron las cosas a Jorge Navarro, que solo pudo ser undécimo, a casi un segundo del sudafricano.