Mundiales de natación

El nadador húngaro Kenderesi, retenido en Corea del Sur por presunto acoso sexual

Tamas Kenderesi, en la semifinal de los 200 metros mariposa en Gwangju./Efe
Tamas Kenderesi, en la semifinal de los 200 metros mariposa en Gwangju. / Efe

Medalla de bronce en los Juegos de Río de 2016, no podrá salir del país en los próximos diez días por un incidente ocurrido en una discoteca de Gwangju

COLPISA/AFP

El nadador húngaro Tamas Kenderesi, presente en los Mundiales de natación en Gwangju, Corea del Sur, fue acusado de acoso sexual y no podrá salir del país en los próximos diez días, indicó la policía local este domingo.

Detenido e interrogado por un incidente ocurrido en una discoteca de Gwangju -a unos 300 km al sur de Seúl- en la noche del sábado al domingo, Kenderesi (22 años), bronce olímpico en 200 m mariposa en 2016, fue puesto en libertad más tarde, aunque la policía continúa la investigación, indicó a la AFP un responsable de la policía local.

La dirección del equipo húngaro y la Federación Internacional de Natación (FINA) confirmaron que Kenderesi había regresado a la villa de los deportistas, pero que no tenía permitido dejar el país en los próximos diez días.

«La Federación Húngara de natación, en cooperación con el personal de la embajada de Hungría en Corea del Sur, hacen todo lo posible para aclarar las acusaciones contra Tamas Kenderesi», dijo en un comunicado.

«El deportista tiene derecho a la presunción de inocencia durante la investigación, pero si fuera visto culpable, la Federación emprendería actuaciones judiciales», precisó, asegurando «condenar todo acto que atente contra la dignidad humana». «Por el momento está libre pero no puede salir de Corea del Sur», declaró a la AFP el director de la FINA, Cornel Marculescu.

Kenderesi niega las acusaciones en su contra, según la prensa local. En Gwangju finalizó octavo en la prueba de 200 metros mariposa a mitad de semana.