F.C. Barcelona

El primo de Abidal asegura que no recibió «un céntimo» por el trasplante

Abidal, junto a su primo Gerard, tras el trasplante de hígado que se llevó a cabo en 2012. /Efe
Abidal, junto a su primo Gerard, tras el trasplante de hígado que se llevó a cabo en 2012. / Efe

«Doné mi órgano para salvar a un miembro de mi familia», defiende Gérard Armand

COLPISA / AFPPARÍS

Gérard Armand, que cedió una parte de su hígado para trasplantarlo en 2012 a su primo Eric Abidal, exfutbolista y actual director deportivo del Barcelona, ha asegurado este viernes que no recibió «un céntimo» por la donación y ha añadido que no comprende la polémica surgida en las últimas semanas.

«¡Nada, ni un céntimo! ¿Cómo podemos preguntarnos por eso? Simplemente doné mi órgano para salvar a un miembro de mi familia. No lo pensé. Era una buena acción, tan sencillo como lo que cualquiera haría para salvar a alguien cercano enfermo», ha explicado Armand en una entrevista publicada en la 'Dépêche du Midi'.

La fiscalía de Barcelona solicitó el lunes la reapertura de la investigación sobre el trasplante de hígado al antiguo internacional francés, en 2012 defensa del Barcelona, tras la publicación de informaciones sobre un posible tráfico de órganos.

El trasplante que se practicó a Abidal, enfermo de cáncer, está en entredicho desde la publicación a principios de julio de unas escuchas telefónicas al expresidente del Barça Sandro Rosell, implicado en varias causas judiciales, que daban a entender que el club había comprado ilegalmente un hígado para su exjugador. La justicia había investigado durante un año un posible delito de tráfico de órganos pero terminó archivando la causa por falta de pruebas.

Ecografía

Armand explica en la entrevista cómo fue contactado. «Sencillamente por la esposa de Eric. Tras su operación en 2011 de un tumor en el hígado, la enfermedad reapareció bastante rápido. La única solución, según lo que los médicos me dijeron, era el trasplante», señala.

Debido a la polémica, «a fuerza de leer historias sobre el tráfico», Armand se preguntó si le habían abierto el cuerpo «para nada», por lo que se hizo una ecografía para confirmar que «habían tomado la parte derecha de su hígado».

Armand, que se mudó de Lyon para vivir en Toulouse, subraya que la operación no le aportó ningún beneficio. «Trabajo para el mismo grupo, sigo teniendo un (modelo de coche) 406 y, para ser transparente, tengo los mismos problemas económicos que arreglo con mi mujer y mi banquero».

En cuanto a la investigación abierta por la fiscalía de Barcelona, el donante está preparado para colaborar. «Responderé a todas las cuestiones. No tengo nada que esconder. Únicamente quiero que me dejen tranquilo», añade.

 

Fotos