Premier League

Los porteros animan un mercado de grandes desembolsos

Kepa Arrizabalaga, durante su presentación con el Chelsea. /Andy Rain (Efe)
Kepa Arrizabalaga, durante su presentación con el Chelsea. / Andy Rain (Efe)

La llegada de Kepa al Chelsea y de Alisson al Liverpool representan dos de los tres fichajes más caros del verano en las Islas

EFELONDRES

La todopoderosa Premier League echó el cierre a su ajetreado mercado de traspasos este jueves a media tarde después de un verano marcado por los grandes desembolsos y animado en un último día frenético.

Por primera vez, la liga más rica del planeta decidió cerrar el periodo de traspasos antes del comienzo de la competición -el viernes-, por lo que los clubes tuvieron que apurar muchas de las operaciones que en otros años solían alargarse hasta finales de agosto.

El Liverpool hizo los deberes a tiempo y ha sido uno de los que más y mejor se ha movido este verano. Varias semanas antes del cierre ya se había hecho con cuatro futbolistas: Naby Keita (RB Leipzig), Alisson Becker (Roma), Fabinho (Mónaco) y Xherdan Shaqiri (Stoke City) mejoran una plantilla que sólo ha perdido al centrocampista Emre Can, que se marchó gratis a la Juventus.

El fichaje de Alisson por el equipo de Anfield por 62,5 millones de euros más diez en variables colocó al brasileño como el guardameta más caro de la historia hasta que Thibaut Courtois se declaró en rebeldía en el Chelsea y el club inglés tuvo que reaccionar y hacerse, previo pago de 80 millones de euros, con Kepa Arrizabalaga, del Athletic.

Kepa, internacional español que estuvo a punto de fichar por el Real Madrid el pasado enero, se ha convertido en el guardameta más costoso del planeta y en uno de los cuatro refuerzos de los 'blues', junto con Jorginho (Nápoles), Mateo Kovacic, cedido por el Real Madrid, y el veteranísimo Robert Green (Huddersfield). Sin embargo, la principal novedad en el Chelsea estará en el banquillo, ya que después de varias semanas de negociación logró finalmente hacerse con el entrenador italiano Maurizio Sarri, uno de los estrategas más cotizados de Europa.

Cinco refuerzos para el Arsenal post Wenger

Otro de los grandes animadores del verano en Inglaterra ha sido el Arsenal en el que es el año 1 d.W. (después de Wenger). Tras 22 temporadas al mando, el preparador galo decidió dar un paso al costado y dejar el club, lo que hizo al equipo del norte de Londres apostar por Unai Emery, quien pese a tener un presupuesto restringido se ha reforzado con cinco futbolistas de nivel como son Bernd Leno (Bayer Leverkusen), Sokratis Papastathopoulos (Borussia Dortmund), Lucas Torreira (Sampdoria), Stephan Lichsteiner (Juventus) y Matteo Guendouzi (Olympique de Lyon).

El campeón, el Manchester City, apenas ha tocado la plantilla que conquistó el título con holgura la temporada pasada, y la única cara nueva en el Etihad Stadium es la del argelino Riyad Mahrez, que por 60 millones de libras cambió el Leicester por el City.

Tampoco hubo excesivos movimientos en la parte roja de la ciudad pese a las plegarias de su técnico, José Mourinho, que pidió por activa y por pasiva un central. A Old Trafford sólo han llegado tres caras nuevas: dos que apuntan al once inicial, el lateral Diogo Dalot (Oporto) y el centrocampista Fred (Shakhtar Donetsk), y un suplente para David de Gea como es el veterano Lee Grant (Stoke City).

Ni un fichaje para Pochettino

Menos todavía se han movido las cosas en el Tottenham Hotspur, que se ha convertido en el primer club en no hacer ninguna incorporación desde 2003. Los 'Spurs', eso sí, abrieron la chequera para renovar a algunos de sus grandes nombres como son el técnico Mauricio Pochettino y jugadores de la talla de Harry Kane, Davinson Sánchez, Son Heung-min y Harry Winks, entre otros.

La clase media inglesa también se ha mostrado muy activa en el periodo veraniego. El renovado West Ham United de Manuel Pellegrini ha fichado hasta nueve futbolistas -Lucas Pérez y Jack Wilshere (Arsenal), Felipe Anderson (Lazio), Carlos Sánchez (Fiorentina), Andriy Yarmolenko (Borussia Dortmund), Fabián Balbuena (Corinthians), Ryan Fredericks (Fulham), Lukasz Fabianski (Swansea) e Issa Diop (Toulouse)- buscando dar ese salto cualitativo que le permita pelear por Europa.

Sin embargo, el principal animador en el último día del mercado ha sido el Everton, que también estrena entrenador en la figura del portugués Marco Silva. Los 'toffees' han 'pescado' en Barcelona, de donde se han llevado tres futbolistas -dos este jueves-. El equipo de Goodison Park pagó 50 millones de libras al Watford por el brasileño Richarlison, en la primera de una serie de operaciones que han acabado con Yerry Mina, Lucas Digne, André Gomes y Bernard en la parte azul de Liverpool.

Hasta los recién ascendidos se contagian

También los recién ascendidos se han contagiado de los excesos de la Premier League y han acudido sin reservas al mercado. El Fulham se ha convertido en el primer equipo promocionado a la división reina del fútbol inglés en gastarse más de 100 millones de libras en refuerzos -Jean Michel Seri, Alfie Mawson, Fabricio, Aleksandar Mitrovic, André Schürrle (cesión), Sergio Rico (cesión)-, mientras que el Wolves, instruido por el agente Jorge Mendes, ha incorporado a futbolistas de la talla de Rui Patricio, Leander Dendocker, Adama Traoré, Jonny Castro, Raúl Jiménez o Joao Moutinho.

 

Fotos