Mercado de fichajes

Porteros a precio de oro

Courtois, durante un partido con Bélgica./EFE
Courtois, durante un partido con Bélgica. / EFE

El fichaje de Kepa, por el que el Chelsea pagará 80 millones de euros, le convertirá en el guardameta más caro de la historia | La llegada de Courtois al Real Madrid, que se cerrará por unos 35 millones, reventará el récord de la Liga que sigue ostentando Oblak

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

En 2001, la Juventus sacudió el mercado desembolsando 52,88 millones de euros para sacar a Gianluigi Buffon del Parma. El de Carrara contaba 23 años y acabaría marcando una época en la 'Vecchia Signora', con la que conquistó nueve ligas, cuatro copas y cinco supercopas italianas, sirviéndole con singular fidelidad incluso durante su periplo por la Serie B a consecuencia del 'Calciopoli'. 'Superman' Buffon estableció un récord que se mantuvo vigente durante 17 años. Hasta que, ya con el italiano postergando su retiro en beneficio del París Saint-Germain, el Liverpool hizo saltar la banca reclutando a Alisson. Los 'reds' se comprometieron a pagar 62,5 millones de euros más diez en variables a la Roma y Jürgen Klopp respiró con la incorporación del brasileño tras la dolorosa noche que vivieron los ingleses en Kiev el pasado 26 de mayo con las dos 'cantadas' de Loris Karius que desembocaron en la 'decimotercera' del Real Madrid. Pero la marca establecida por la llegada a Anfield del internacional con la 'canarinha' tiene las horas contadas, toda vez que el Chelsea ya le ha comunicado al Athletic su intención de pagar los 80 millones estipulados en la cláusula de Kepa Arrizabalaga. Será su respuesta a la inminente salida de Thibaut Courtois al Real Madrid, precisamente el equipo que tuvo a tiro al ondarrutarra cuando su libertad costaba 20 millones y que acabó renovando hasta 2025 por los 'leones', ante el veto de Zinedine Zidane, por entonces técnico de los blancos.

De consumarse la marcha del vasco a Londres, se convertiría en el futbolista español más caro de la historia junto a Álvaro Morata, por el que el Chelsea también soltó 80 millones el pasado verano para sacarle del Real Madrid. Y de materializarse la llegada de Courtois, cifrada en unos 35 millones, al vigente campeón de Europa, reventará el techo de gasto por un portero acometido por un club de la Liga española que por el momento sigue ostentando la operación que llevó a Jan Oblak del Benfica al Atlético hace cuatro temporadas: 16 millones de euros.

Cifras todas ellas que sirven para constatar que la inflación del mercado de fichajes ha llegado de plano a la portería. A falta de que cristalicen los movimientos por Kepa y por Courtois, este verano se han ejecutado ya tres de los diez traspasos más caros de la historia que involucran a un guardameta. El más sonado y elevado fue el de Alisson, que tras recalar en 2016 en la Roma procedente del Internacional por 8 millones, se convirtió en una de las sensaciones del continente el pasado curso. Tanto que clubes como el Real Madrid pugnaron por sus servicios, aunque finalmente fue el Liverpool el que se llevó el gato al agua presentando una oferta que el cuadro romanista no pudo rechazar. Pero en el 'top ten' figuran otras operaciones rubricadas durante este periodo estival.

Los 12 millones de Ter Stegen y los 10 de Keylor

El Arsenal, que necesitaba reforzar esa demarcación ante la veteranía de Peter Cech, incorporó al alemán Bernd Leno, por el que abonó 25 millones de euros al Bayer Leverkusen. Seis años antes, el cuadro teutón le había pagado 10 millones por sus servicios al Stuttgart. Entre los diez porteros más caros de la historia se coló también el pasado 5 de julio el italiano Alex Meret, que abandonó las filas del Udinese, club de su ciudad natal, para ponerse a las órdenes de Carlo Ancelotti en el Nápoles. La escuadra partenopea pagó 22 millones por un cancerbero de 21 años al que ató por las próximas cinco campañas para que se convirtiese en el relevo del español Pepe Reina tras la marcha de éste al Milan. Un fichaje que el transalpino se ganó jugando a préstamo en el SPAL. Apenas contaba con trece partidos en la Serie A, pero ello no fue óbice para que Aurelio De Laurentiis tirase de chequera.

Más información

A estas alturas de la película, ya parecen 'peccata minuta' los 40 millones de euros que pagó el Manchester City el pasado verano para poner al brasileño Ederson como custodio el arco 'citizen'. Una operación que suscitó no pocas críticas a Pep Guardiola, que un año antes se había desembarazado del inglés Joe Hart, cuyo juego con los pies no le convencía, y que tampoco estaba satisfecho con las presentaciones del argentino Willy Caballero, al que envió al Chelsea, ni con las de Claudio Bravo, que se quedó como suplente. Y qué decir de los 12 millones que llevaron a Marc-André Ter Stegen al Barça o los 10 que invirtió el Real Madrid en hacerse con Keylor Navas.

Contenido Patrocinado

Fotos