Bundesliga

El peruano que gritaba «tor»

Claudio Pizarro en un partido entre el Colonia y el Werder Bremen/EFE
Claudio Pizarro en un partido entre el Colonia y el Werder Bremen / EFE

Claudio Pizarro ficha por cuarta vez en su carrera por el Werder Bremen, donde lleva marcados 104 tantos de los 192 que le convierten en el máximo goleador extranjero de la historia de la Bundesliga

MELISA CABALEIROMadrid

Las trayectorias futbolísticas son tan dispares como los más que variados estilos de futbolista que pueden verse dentro del terreno de juego. Hay profesionales que deciden ligar su vida a un club, como el caso de Totti, que no conoció más amor que el que le proporcionó la Roma durante las 25 temporadas en las que vistió la elástica roja y amarilla, comandada por la 'loba capitolina' y con la que metió un total de 307 goles.

Hay futbolistas menos sentimentales, más despegados. Profesionales que cambian de club en menos que canta un gallo, como el caso de Lutz Pfannenstiel, el único jugador del mundo que jugó, al menos, en un equipo de cada continente: Orlando Pirates (Sudáfrica), Sembawang Rangers (Singapur), Huddersfield Town (Inglaterra), Otago United (Nueva Zelanda)...y así hasta 23 clubes los que actuaron de hogar para el alemán que debutó en su país de nacimiento y se retiró a 12.000 kilómetros, en los Ramblers de Namibia.

Y también hay carreras que son cíclicas. Empezar pisando el césped del estadio del club que apostó por ti, pasar por diferentes destinos y volver para decir el último adiós en el club que te vio debutar. Algo con lo que sueña todo futbolista, cabe suponer. Un caso -el de carrera cíclica- que ha encontrado su mejor ejemplo en Claudio Pizarro, el delantero peruano que dio el pistoletazo de salida en su carrera en el Deportivo Pesquero y pasó por Alianza Lima durante una temporada, antes de volar hacia el antiguo continente. Su billete a Europa lo picó por primera vez en Alemania, más concretamente en Bremen, para formar parte -con apenas 20 años- de la plantilla del Werder Bremen. Ahora, con 39 años, y tras pasar por otros tres equipos más, el 'Bombardero de los Andes' vuelve al club de su vida.

Pizarro podrá volver a vestir la camiseta verdiblanca en la que será su última temporada como profesional del fútbol y no lo hará solo para finalizar su carrera de la forma más bonita posible sino para competir y encontrar en la portería su mejor aliada. «Estoy encantado de tener la oportunidad de unirme al equipo para terminar mi carrera en el club con el que comencé en Europa. Tengo muchas ganas de compartir mi experiencia, pero no voy a ocultar que también vuelvo para marcar goles», afirmó el peruano, que regresa tras haber firmado una mala temporada con el Colonia: apenas un gol y una asistencia. Además, no pudo evitar el descenso del club alemán que jugará la temporada que viene como equipo de segunda de la liga alemana.

Por delante de Lewandowski

Pero hablar de Claudio es hablar de goles y de historia: el peruano es el máximo goleador extranjero en la liga alemana por delante de Robert Lewandowski y acumula los siguientes números: 192 goles en 206 partidos (104 de ellos con el Werder Bremen). En su primera temporada con el Bremen, marcó 10 tantos en la Bundesliga, 3 en la, ya extinta, Copa de la UEFA, y 2 en la Copa Alemana. Aquel año, el club quedó 9º en Liga y llegó a cuartos en la Copa de la UEFA.

En la siguiente campaña sus números fueron mejorando: 19 goles y 7 asistencias en 31 partidos. Quedó patente su calidad y el Bayern de Múnich decidió apostar por ella. En el club muniqués, el peruano desarrolló su juego durante 6 temporadas, una primera etapa en la que Pizarro consiguió un doblete en 2004/05 (Bundesliga y Pokal), además de la Copa de la Liga. Sin embargo, no fueron años brillantes en lo que respecta a Europa, ya que el club alemán no consiguió pasar durante esa etapa de cuartos de final.

Tras su amplia etapa en Múnich, el delantero peruano decidió cambiar de aires y probó fortuna en el fútbol inglés, más concretamente en el Chelsea en donde no brilló especialmente: apenas marcó dos tantos en 21 encuentros. Tras conocer la Premier League, Pizarro volvió -con 30 años- al que había sido su hogar inicial: el Werder Bremen. Cuatro temporadas que le valieron para resurgir de sus cenizas. En la primera campaña (2008/09) el jugador peruano anotó 17 goles en 26 partidos de Bundesliga, 4 en 5 citas de la Pokal, 5 en 9 partidos de la Copa de la UEFA y 2 en 6 partidos de la Champions League. Números que provocaron que el Bayern de Múnich volviera a tocar a su puerta, otra vez. Pizarro volvió al club alemán, donde jugó durante otras tres temporadas y ganó el inolvidable triplete en 2013: Bundesliga, Champions y Copa.

Sin embargo, a los 36 años regresó -en ese momento, por segunda vez- al Bremen. La pasada campaña decidió probar fortuna en el Colonia, donde en 14 encuentros efectuó apenas un gol y una asistencia. Actualmente, a sus casi 40 años -los cumple el próximo mes de octubre- vuelve por cuarta vez en su vida al Bremen, esta vez ya para firmar su última campaña y retirarse del fútbol definitivamente.

El jugador, convertido en el único extranjero que completó 400 partidos en la liga alemana, fue valorado por el técnico del equipo, Florian Kohfeldt. «Claudio Pizarro tiene un papel que desempeñar en el vestuario motivando nuestro impulso para el éxito con su personalidad y ambición», dijo. Sin embargo, también dejó entrever que el delantero peruano no saldrá desde el inicio en gran parte de los partidos, sino que los vivirá en el banquillo. «Claudio Pizarro tendrá sus momentos para hacer una diferencia en el campo», afirmó el técnico. Sea como fuere, seguro que se convierte en un año inolvidable para el veterano 'Bombardero de los Andes'.

Contenido Patrocinado

Fotos