Jornada 25

Solari no rotó a pesar del clásico del miércoles

Santiago Solari, durante el cuentro de su equipo frente al Levante./ Kai Försterling (EFE)
Santiago Solari, durante el cuentro de su equipo frente al Levante. / Kai Försterling (EFE)

El técnico argentino jugó con su once ya habitual tras haber hecho cambios en la derrota ante el Girona la jornada pasada

NACHO CABALLERO

El Real Madrid se presentó en su enfrentamiento contra el Levante, que acabó con victroia para los blancos por 1-2, con los once jugadores que su técnico, Santiago Solari, ha hecho indispensables, a excepción de Sergio Ramos, que se no pudo ser convocado tras ver la tarjeta roja la jornada pasada en la derrota de su equipo frente al Girona por 1-2 en el Santiago Bernabéu.

En aquel encuentro, Solari sí decidió rotar y dar descanso a varios jugadores tras la ida de los octavos de Champions League, dando entrada a Odriozola, Marcelo, Ceballos y Asensio como menos habituales, pero el horroroso partido del conjunto blanco, donde se vio remontado por el Girona, obligó al técnico argentino a no volver a hacer rotaciones, aunque pese a ello, el Real Madrid volvió a protagonizar un encuentro muy gris en su lucha por seguir vivo en la pelea por LaLiga.

Aunque el Barcelona les está esperando el miércoles que viene en la vuelta de las semifinales de Copa del Rey, Solari no dudó y prefirió no jugársela, disponiendo así de su once tipo ya habitual, por lo quedaron señalados Marcelo e Isco, que pese a ya entrenar con el grupo, ni siquiera entró convocado, debido a sus problemas en la espalda. Curiosamente, para el brasileño y el español, el Levante son su víctima favorita. En ambos casos, el equipo granota ha sido al que más goles han marcado en sus respectivas carreras, siendo tres por parte de Marcelo y cinco los que suma Isco.