Jornada 7

El Levante vuelve a la senda de la victoria

Los jugadores del Levante celebran un gol. / Biel Aliño (Efe)

El conjunto de Paco López remontó el gol vitoriano y se llevó los tres puntos seis jornadas después

EFEValencia/Vitoria

Un gran primer tiempo del Levante, en el que desplegó el mejor fútbol de la temporada, le dio la victoria ante el Alavés en un encuentro en el que el equipo visitante no estuvo a la altura de lo esperado y solo impuso su ley en los minutos finales cuando buscaba el empate a la desesperada.

El Levante presentó la novedad de jugar con tres centrales, algo que nunca había propuesto hasta el momento a las órdenes de Paco López, lo que dio seguridad al equipo, que únicamente sufrió en los compases finales del choque. La superioridad local fue clara hasta el descanso y aunque el partido se igualó en la reanudación, el Alavés no encontró la forma de hacer daño al equipo local.

2 Levante

Oier, Jason (Moses, m.60), Cabaco (Chema, m.71), Postigo, Rober Pier, Toño, Prcic, Campaña, Rochina (Doukouré, m.83), Morales y Boateng.

1 Alavés

Pacheco, Martín, Laguardia, Maripán, Duarte (Ximo Navarro, m.46), Ibai Gómez, Pina, Manu, Burgui (Jony, m.59), Sobrino y Guidetti (Calleri, m.66).

goles
0-1, m.5: Sobrino. 1-1, m.19: Jason. 2-1, m.37: Toño.
árbitro
Melero López (colegio andaluz). Amonestó por el Levante a Jason, Prcic, Rochina, Morales, Chema, Campaña y Toño y por el Alavés a Sobrino.
incidencias
Partido disputado en el estadio Ciutat de València ante 20.200 espectadores.

El partido dio comienzo con el cabezazo de Sobrino a centro de Ibai que puso el 0-1 en el marcador y que dio paso, de inmediato, a un dominio absoluto del equipo local, que arrolló al Alavés a lo largo de todo el primer periodo a base de capacidad de reacción, buen fútbol y ocasiones de gol. Pese a mala dinámica de los levantinistas en los últimos encuentros, el equipo de Paco López no solo no acusó el gol en contra, sino que reaccionó a la perfección y fue capaz de dejar al equipo de Abelardo sin margen de maniobra.

Los jugadores locales entraban por las dos bandas, creaban peligro y antes del empate ya habían dispuesto de dos opciones de gol por medio de Rochina, quien a continuación, en el minuto 19, envió un gran centro desde la izquierda que Jason cabeceó de forma impecable para establecer una igualada que se veía venir. Ante la avalancha local, el equipo vitoriano apenas ofrecía respuesta, perdía pronto el balón y veía como los levantinistas se acercaban al segundo tanto, que llegó en un rechace defensivo tras una jugada de Morales en la que Toño batió a Pacheco de un disparo seco y junto al poste. De ahí al descanso nada cambió. El Levante mantuvo sus insistencia en el juego ofensivo y el Alavés no pasó de disponer una tímida aproximación a la meta de Oier.

El Alavés mejora tras el descanso

El Alavés cambió tras el descanso. Se metió algo más en el encuentro y trató de aproximarse a la meta de Oier, aunque en el primer cuarto de hora de juego apenas lo consiguió. Esta circunstancia propició que el Levante encontrara espacios para acercarse al contragolpe a la meta de su rival y para ello Paco López dio entraba a Moses en lugar de Jason para aprovechar su velocidad.

El partido no tenía la intensidad del primer periodo, pero las fuerzas estaban más igualadas porque el Alavés tenía más tiempo el balón, aunque sin acercarse a la meta del equipo local. A medida que pasaban los minutos el partido tenía más alternativas, aunque ninguno de los dos equipos era capaz de llegar con claridad a la meta del rival.

El Levante lo había conseguido en el primer tiempo, el Alavés apenas había llegado a lograrlo en todo el encuentro, hasta que en el minuto 80, un disparo de Ibai se estrelló en el poste. Era la primera ocasión del Alavés tras el gol del minuto 5. Tras esa acción, el Alavés se volcó, metió al Levante en su área y dispuso de alguna ocasión, pero los locales fueron un equipo sólido y sacaron el partido adelante.

Contenido Patrocinado

Fotos