Jornada 31

Griezmann desea pasar de indeciso a decisivo

Anotine Griezmann quiere celebrar su primer gol en el Camp Nou. /Reuters
Anotine Griezmann quiere celebrar su primer gol en el Camp Nou. / Reuters

El francés busca acabar con su sequía goleadora en el Camp Nou, el que pudo e incluso podría ser su estadio, para devolver al Atlético a la pelea por la Liga

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Partido especial para el Atlético y sobre todo para Antoine Griezmann. El equipo rojiblanco llega al Camp Nou con el objetivo de sumar los tres puntos que le permitan agarrarse al halo de vida que le queda en su lucha por la Liga. Todo lo que no sea una victoria terminará por desenchufarle del último aliciente que le queda en esta temporada. Pero los precedentes no invitan al optimismo porque el Atlético no gana en el Camp Nou desde 2006. 13 años han pasado ya. El destino ha querido que exactamente igual que la temporada pasada, el Barça-Atlético sea una final por la Liga. Entonces, la visita llegó en la jornada 27 –ahora en la 31- y con 5 puntos de margen entre líder y segundo –ahora son 8-. El Barça, tras aquel encuentro dio un golpe en la mesa. El partido se decidió con un gol de falta de Leo Messi y aumentó su ventaja a 8 puntos con el gol average a favor. Así se terminó el torneo.

El destino ha querido que exactamente igual que la temporada pasada, el Barça-Atlético sea una final por la Liga

Este año la historia se repite y si hay un futbolista que debe ser decisivo no es otro que el 'El Principito' rojiblanco. El delantero francés acaparará todos los focos en un partido que puede marcar su futuro y que muchos, hace justo 365 días, hubieran apostado a que iba a jugarlo con la camiseta azulgrana. Ahora es el momento de demostrar su jerarquía. Más que nada porque su equipo tiene dependencia de sus goles en lo que va de temporada. Lleva el 27 por ciento del total de goles de su equipo en todas las competiciones (el 28% en Liga). Además, cada vez que marca, el Atlético tiene muchas papeletas de ganar. Esta temporada, de los 16 partidos en los que ha marcado, ha ganado 12, ha empatado tres (dos ante el Girona y uno ante el Leganés) y sólo ha perdido uno (el derbi madrileño en el Metropolitano).

  • 12

partidos ha disputado en el Camp Nou y nunca ha ganado ni ha conseguido marcar

Pero el Camp Nou no es, precisamente, un estadio que le traiga buenos recuerdos a Antoine Griezmann. Ha pisado 12 veces en el estadio azulgrana, cinco con la Real Sociedad y siete con el Atlético y jamás ha podido conseguir el triunfo. Con el equipo 'txuri-urdin' sumó pleno de derrotas mientras que con su actual equipo dos empates es su máximo premio cada vez que ha pisado el césped del Camp Nou. Y además, hasta ahora no ha podido celebrar un gol en las porterías del estadio en el que su club celebró la última Liga en 2014. Además, no llega al estadio del Barcelona en su mejor momento, a pesar de que ante el Girona rompió una racha de 681 minutos sin marcar, casi ocho partidos, en el tramo decisivo de la temporada. Sus números, además, no están a la altura de temporadas anteriores (lleva 19 goles, 13 en Liga) ni de su sueldo millonario que le 'ayudó' a tomar 'La Decisión' ya famosa de permanecer en el Atlético y dar calabazas al Barcelona.

Otra vez en el escaparate

Precisamente será la primera vez que vuelva al Camp Nou tras aquel show televisivo en el que con la colaboración de Gerard Piqué, buque insignia del Barcelona, el francés rechazó al club azulgrana de manera pública. Griezmann dejó plantado y con los colores en las mejillas a la directiva catalana -que había filtrado su llegada desde semanas antes- y provocó un incendio social en Barcelona porque la mayoría de los socios ya veían al 'gallo' con la azulgrana y el '7' a la espalda. Pero dicen que el hombres es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra y el Barcelona no descarta volver a pujar por Griezmann. Su cláusula de rescisión es ahora de 200 millones pero a partir del 1 de julio baja a 125, un precio, visto lo que se mueve en el mercado, lo suficientemente atractivo como para pensar en afrontar la operación en las oficinas de Can Barça. Pero ni José María Bartomeu, que quedó muy tocado el pasado año, ni los miembros de su directiva están convencidos de acometer el fichaje.

El Atlético tiene dependencia de sus goles: lleva el 27 por ciento del total de goles de su equipo en todas las competiciones (el 28% en Liga)

El francés acontece este sábado en el Camp Nou con menos adeptos en el entorno azulgrana que el pasado año y con cierta animadversión de la grada. Al menos la que ya ha dejado claro en diferentes encuestas que no estaría por la labor de olvidar el pasado y aceptar la llegada del francés a la plantilla. La reacción del público cuando sea nombrado por la megafonía en los instantes previos al choque y durante los 90 minutos, será una buena vara de medir para los que tienen que tomar las decisiones en el Barcelona. Un referéndum en toda regla. Claro, que un buena actuación del francés podría hacer cambiar esos votos negativos hacia el positivo, pero no lo tendrá fácil.

Costa y Morata, disponibles

Diego Costa y Álvaro Morata llegarán al partido ante el Barcelona. Los dos delanteros se han entrenado con normalidad con el resto de sus compañeros y Diego Simeone podrá contar con ellos si lo considera oportuno.

El resto de la plantilla está disponible salvo Lemar, que es baja segura, y Lucas Hernández, que fue oeprado la pasada semana y que ya ha anunciado su fichaje por el Bayern.

Además de su racha goleadora en la temporada y sus antecedentes en el Camp Nou, Griezmann llega al partido sin conocer quién será su pareja en el ataque del Atlético. Con Álvaro Morata y Diego Costa entre algodones, el francés puede encontrarse con sus compatriotas Samuel Umtiti y Clement Lenglet, además de su 'amigo' Gerard Piqué –cuya productora fue la encargada de realizar el documental 'La Decisión'-. Demasiadas dificultades para acabar con su mala racha en el estadio azulgrana, que, precisamente, no le recibirá con los brazos abiertos.

Más información