Historia

Del héroe Mijatovic al fiasco de Ognjenovic: balcánicos que pasaron por el Madrid

Luka Modric y Pedja Mijatovic, dos de los balcánicos más destacados que han pasado por el Real Madrid./Agencias
Luka Modric y Pedja Mijatovic, dos de los balcánicos más destacados que han pasado por el Real Madrid. / Agencias

Jovic pasa a engrosar con su fichaje una lista de futbolistas con trayectorias muy dispares en la 'casa blanca'

NACHO CABALLEROMadrid

Ya es oficial. Luka Jovic es nuevo jugador del Real Madrid. El serbio se convierte en la tercera incorporación para el nuevo proyecto de Zinedine Zidane tras el fichaje del brasileño Éder Militao en marzo y la llegada de Rodrygo, fichado el año pasado pero que aterrizará en verano en el Bernabéu.

La contratación del hasta ahora jugador del Eintracht de Fráncfort era un secreto a voces que finalmente se ha confirmado de forma oficial por ambos clubes este martes. La operación se cierra en 60 millones de euros fijos más cinco en variables y el serbio firmará un contrato que le mantendrá unido al club blanco las seis próximas temporadas, hasta 2025.

En Madrid coincidirá con otro jugador balcánico, Luka Modric, cuando la plantilla vuelva de vacaciones, mentalizados ya en la temporada 2019-20 que se avecina ilusionante con los pasos que está dando el equipo blanco en el mercado de fichajes, y con las operaciones que parecen también más que cerradas de Eden Hazard y Ferland Mendy. También podría coincidir con Mateo Kovacic, pero el mediocampista croata, que ha estado la última campaña cedido en el Chelsea, no parece figurar en los planes de Zidane.

Pero antes que Jovic, Modric o Kovacic, otros futbolistas balcánicos pasaron con suerte dispar por el Real Madrid.

Luka Modric Cuatro Champions y un Balón de Oro

El centrocampista croata es posiblemente el jugador balcánico más destacado de la historia del Real Madrid. Fichado en 2012 a cambio de unos 40 millones de euros y procedente del Tottenham, su contratación fue una apuesta arriesgada. Un jugador que había jugado siempre como mediapunta llegaba para ser el cerebro de la medular madridista. Pocos confiaron en su capacidad de adaptación tanto a la Liga como al equipo, pero poco a poco fue demostrando que estaba más que capacitado para el puesto. Ha sido uno de los hombres clave de la cronología reciente del Real Madrid. Siete temporadas después de su fichaje, carga a sus espaldas con cuatro Champions y un Balón de Oro con el que rompió la hegemonía del premio entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo

Luka Modric presenta el Balon de Oro a la afición.
Luka Modric presenta el Balon de Oro a la afición. / Efe

Pedja Mijatovic El héroe de la 'Séptima'

Tras pasar tres temporadas en el Valencia y de brillar previamente en la liga yugoslava, el jugador montenegrino fichó por el Real Madrid, donde vivió sus mejores años como futbolista. En los tres años que estuvo residiendo en la capital española, ganó una Liga, fue Balón de Plata en 1997 y se convirtió en el héroe de la séptima Copa de Europa del equipo blanco, al ser el jugador que marcó el único gol de la final en Ámsterdam ante la Juventus de Turín, equipo por entonces compuesto por jugadores de la talla de Didier Deschamps, Zinedine Zidane o Alessandro del Piero. Aquel gol devolvió el trono europeo al Real Madrid 32 años después.

Mateo Kovacic La competencia no le ha dejado consolidarse

El centrocampista croata fue una de las apuestas fuertes de Florentino Pérez en el verano de 2015. Costó unos 30 millones y era visto como el recambio ideal de su compatriota Modric. El principal escollo que ha tenido Kovacic para no consolidarse en el Real Madrid ha sido la dura competencia, con Casemiro, Modric y Kroos como titulares indiscutibles.

A pesar de ser una pieza relevante del banquillo y de rendir siempre a buen nivel cuando tuvo oportunidad de jugar, el verano pasado forzó su cesión al Chelsea, demandando falta de minutos. En Londres no ha dado el rendimiento que se esperaba de él ni tampoco ha dispuesto de los minutos que pretendía. Este verano el Madrid deberá decidir qué hacer con él: darle un voto de confianza o hacer caja para acometer otros fichajes.

Mateo Kovacic, en su presentación con el Real Madrid.
Mateo Kovacic, en su presentación con el Real Madrid. / Afp

Davor Suker Una Copa de Europa y 49 goles en tres temporadas

El delantero croata aterrizó en Madrid en la misma campaña que lo hizo Mijatovic y también procedente de un equipo de la Liga española, en su caso, del Sevilla. En su primera temporada en la entidad blanca, marcó 29 goles en 43 partidos y fue una de las piezas más importantes del equipo blanco durante su etapa, donde formó un tridente de ataque demoledor junto a Raúl González y al mencionado Mijatovic. Sus 49 goles oficiales con el Real Madrid fueron claves en la consecución de cuatro títulos, incluída la 'Séptima'.

Milan Jankovic Temporada y media con la 'Quinta del Buitre'

El exfutbolista serbio, compatriota de Jovic, llegó al Real Madrid en 1987 para suplir la baja de Jorge Valdano, al que le fue detectado una hepatitis B que acabaría con la carrera futbolística del argentino. En tan solo temporada y media, Jankovic dejó una profunda huella en la afición madridista, ganando dos Ligas y dos Supercopas de España formando parte de una plantilla armada en torno a la 'Quinta del Buitre'. Una grave lesión de rodilla, el fichaje del alemán Bernd Schuster y la restricción de cupo de extranjeros propició la salida del serbio rumbo a Bélgica.

Dejan Petkovic De fiasco en Madrid a mito en Brasil

Apodado como 'Rambo' por su imponente físico, el mediapunta serbio fichó por el Real Madrid en 1995 para acabar jugando solo cinco partidos de Liga y tras un mes en el club de Concha Espina decidió cederlo al Sevilla. Tras su regreso, Fabio Capello, por entonces técnico del equipo blanco, le sentenció tras asegurar que no tenía calidad suficiente para jugar en el Bernabéu.

En 1997 se marchó a Brasil y allí se convirtió en toda una estrella, pasando por varios de los equipos de este país, como Flamengo o Santos.

Perica Ognjenovic Cero goles en tres temporadas

Presentado como el nuevo Mijatovic, el delantero serbio llegó procedente del Estrella Roja de Belgrado tras marcar 19 goles en 78 partidos, pero su paso por el Real Madrid fue todo un fracaso. Al igual que Petkovic, fue una apuesta de Lorenzo Sanz y nada le salió bien, ya que no consiguió marcar ni un solo gol en los apenas 22 partidos que jugó en tres temporadas.

En los años posteriores tampoco tuvo fortuna y en su paso por el Kaiserslautern, el Dalian Shide chino y el Dinamo de Kiev disputó siete pírricos partidos.

Robert Prosinecki Coste de estrella pero sin rendimiento

El futbolista croata llegó como toda una estrella en 1991 tras proclamarse campeón de Europa con el Estrella Roja de Belgrado. Le dieron un contrato acorde a su estatus, convirtiéndose de inmediato en el jugador mejor pagado de toda la plantilla blanca. A pesar de los precedentes, las lesiones marcaron por completo su trayectoria en el Real Madrid y el resto de su carrera deportiva. En su primera temporada en la capital española solo pudo disputar cinco partidos. Tras tres temporadas con un rendimiento pésimo, se marchó cedido al Oviedo y más tarde recalaría en el Barcelona y el Sevilla. Por su coste, lo que prometía y su rendimiento, su fichaje se recuerda como uno de los peores de la historia del Real Madrid