Grupo A | Jornada 1

Di María muta de ángel en demonio

Di María celebra el gol que abrió la victoria del PSG. /Yoan Valat (Efe)
Di María celebra el gol que abrió la victoria del PSG. / Yoan Valat (Efe)

Un doblete del argentino y un tanto de Meunier penalizan la extrema debilidad defensiva del Real Madrid y aguan el reencuentro de Zidane con la Champions

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Penalizado por su sonrojante fragilidad defensiva, el Real Madrid cayó en el Parque de los Príncipes y puso fin a la racha de doce temporadas consecutivas venciendo en su estreno en la Champions. Mal presagio para los blancos teniendo en cuenta que nadie ha logrado levantar el título bajo el actual formato tras hincar la rodilla en su primer partido de la fase de grupos y sólo tres se han plantado en la final. El camino a Estambul pasa desde ya por desafiar a la historia.

Un doblete de Di María, que se vistió de Neymar, Cavani y Mbappé para cubrir las señeras ausencias del conjunto de Thomas Tuchel, defenestró al trece veces rey de Europa en el reencuentro con la Champions de Zinedine Zidane, capaz de abrochar un trienio de 'orejonas' inédito pero obligado ahora a encontrar un antídoto al boquete que amenaza con consumir su anhelo de devolver a los blancos los tiempos de esplendor.

Se presentaba un partido algo descafeinado por las bajas, que desfiguraban especialmente al PSG. Sólo a priori, visto el devenir del encuentro. Desprovisto de su temible tridente conformado a golpe de talonario y con el emir de Catar en su palco privado un año después de su última aparición en el recinto parisino, a Tuchel no le quedó otra que encomendarse a Icardi, Di María y Sarabia, los dos últimos con pasado blanco.

3 PSG

Keylor Navas, Meunier, Thiago Silva, Kimpembe, Bernat, Marquinhos (Ander Herrera, min. 70), Gueye, Verratti, Sarabia (Diallo, min. 89), Icardi (Choupo-Moting, min. 60) y Di María.

0 Real Madrid

Courtois, Carvajal, Varane, Militao, Mendy, Casemiro, Kroos, James (Jovic, min. 70), Bale (Vinicius, min. 79), Hazard (Lucas Vázquez, min. 70) y Benzema.

Goles:
1-0: min. 13, Di María. 2-0: min. 33, Di María. 3-0: min. 91, Meunier.
Árbitro:
Anthony Taylor (Inglaterra). Amonestó a Carvajal, Vinicius, Di María, Varane y Bernat.
Incidencias:
Partido de la primera jornada de la Liga de Campeones correspondiente al Grupo A, disputado en el Parque de los Príncipes.

El 'Fideo' se encargaría de convertir el problema en una bendición para los locales con su apoteósica actuación la noche en que Zidane daba bautismo a la 'BBH'. Pesaría más la falta de compenetración de una defensa de circunstancias y la sempiterna endeblez defensiva del Real Madrid que el colmillo de su naciente sociedad ofensiva, de la que hubo noticias sólo a cuentagotas.

La abrasiva presión del PSG comprometió desde el minuto 1 al 90 a los pupilos de Zidane. Con dificultad para armar en la zona ancha del campo, los visitantes se partieron, abonados a la visión de James y la velocidad de Bale. El cafetero preludió la primera cita con Keylor Navas, que replicó con solvencia al desafío del galés, por fin titular ante el PSG tras la doble suplencia en la eliminatoria de octavos del curso 2017-2018 que abrió el cisma con Zidane. Merodeaba Hazard en busca del centro, pero el arquero de las tres 'orejonas' se interpuso en su camino. Su aterrizaje en París se antoja fundamental para consumar las aspiraciones europeas del faraónico proyecto parisino, desangrado las dos campañas anteriores por su falta de cuajo defensivo. Son ahora las huestes de Zidane las que penan por esa rémora.

La maldición del ex

Protagonista el tico en la previa, fue sin embargo otro ex de la 'casa blanca' el actor principal de la noche. Capital en el amarre de la 'décima', Di María aprovechaba una internada por la izquierda de Bernat para batir a Courtois, que se limitó a manotear ante el golpeo del 'Fideo'. Pudo hacer más ahí pero no en el segundo, un latigazo del argentino que lamió el palo. La mácula esta vez la puso la actitud contemplativa de sus compañeros. Quince partidos seguidos del belga encajando exponen las miserias defensivas del trece veces rey de Europa, con sólo tres porterías a cero en 16 partidos en esta segunda etapa de Zidane.

Más información

Cada aproximación del PSG sembraba el pavor en el área del Madrid. Faltaba control en la sala de máquinas de los visitantes, contagiados del vértigo de los parisinos. No parecía mala opción con Bale y Hazard en los costados, pero la propuesta hacía mella en Benzema, norte de los blancos. La fortuna le fue esquiva al belga, que apenas coqueteó con el gol en un golpeo que se le fue fuera en el primer tiempo. El VAR le jugó una mala pero justa pasada a Bale, que se ayudó el brazo para marcar una diana que de otro modo hubiese engrosado su lustrosa colección de golazos. La postrera definición del '11' fue primorosa pero el chequeo tornó en fútil el esfuerzo de un futbolista en cuyas botas reposó toda la amenaza del Madrid antes del intermedio.

Mellado atrás, el Madrid se encaminaba a la enésima debacle europea sin Sergio Ramos, como ya ocurriera en el pasado ante Juventus, CSKA, Ajax y un largo etcétera. Escuálido en la medular, el equipo de Zidane perdía en el ida y vuelta. Di María, que se había convertido en el segundo futbolista capaz de hacerle un doblete a Real Madrid y Barcelona en la Champions tras Jardel, rozó el tercero, como luego Sarabia, negado éste por Courtois.

Hazard y James, ya sin fuelle, dejaron sitio a Lucas Vázquez y Jovic mientras Ander Herrera relevaba a un renqueante Marquinhos, pero pese a que logró a activar a Benzema, el Real Madrid fue incapaz de alterar el marcador, con un gol anulado a Benzema por fuera de juego de Lucas Vázquez que selló su epitafio en un duelo en el que no disparó ni una vez entre los tres palos, lo que no ocurría desde la temporada 2003-2004 en Liga de Campeones. El tanto de Meunier a pase de Bernat fue el corolario de una noche en la que el Madrid cayó con estrépito.