Schruns, el talismán tranquilo de 'La Roja'

Del Bosque encabeza la delegación española en Austria. /
Del Bosque encabeza la delegación española en Austria.

El pequeño pueblo austriaco, lugar en el que se concentró la selección antes de ganar el Mundial y la última Eurocopa, se vuelca con España

RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

A cuatro días de cumplirse seis años de su primera visita, antes del Mundial 2010, la selección española regresó por tercera vez a Schruns. «Son muy jóvenes», decía una señora con acento italiano de las casi dos centenares de personas que acudieron a dar la bienvenida a La Roja en esta pequeña localidad austriaca ubicada entre altas montañas del valle de Montafon. Pese a que muchas caras eran distintas, ya que las finales han hecho posible que once meritorios estén estos días con la campeona europea, el tranquilo pueblo, en el que viven unos 3.000 habitantes, vuelve a estar engalanado en todos sus rincones con los colores rojo y amarillo. Carteles en los que se da la bienvenida a la selección, fiestas especiales con comida y música típica española en las que se emulan las tapas, tiendas (ya sean de lencería o de perfumes) con la bandera y fotos de los jugadores.

Más información

La selección española de fútbol, tras dos sesiones a puerta abierta y tres a puerta cerrada, dejó la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para volar hasta Friedichshafen, al sur de Alemania, y desde allí fue en autobús hasta tierras austriacas. A la llegada a su cuartel general, el Hotel Lowen, recibieron el cariño de los lugareños vestidos con camisetas de muchos de los internacionales campeones de 2012, como Cesc o los ausentes Torres, Villa y Mata. Al bajar del autobús desfilaron, cada uno de la mano de un niño, por un pasillo con banderas españolas. Portaban un cencerro de la buena suerte (con las banderas de Austria y España y el lema Bienvenidos al Montafon 2016), cuyo ruido se mezclaba con el de los aplausos y el de siete tubas tradicionales de la región. Toni Grande, ayudante de Vicente del Bosque, fue el primero en completar el recorrido, seguido de cerca por César Azpilicueta. Del Bosque, en la recepción de bienvenida, se llevó de la mano de dos jóvenes una placa de recuerdo en un acto en el que estuvieron el alcalde y el director de turismo de la región de Vorarlberg.

Bartra, el último en llegar

Entre los expedicionarios está Marc Bartra, que se ha incorporado antes que sus compañeros del Barcelona, que lo harán el próximo sábado junto al resto de los futbolistas que disputaron finales coperas el fin de semana pasado (Rico, De Gea, Casillas, Piqué, Busquets, Iniesta, Thiago y Morata). El próximo domingo ante Bosnia, en Saint Gallen, sólo participarán los ahora presentes, por lo que podrían darse varios debuts (Pau, Bellerín, Lekue, Meré, Diego Llorente, Fornals, Asensio, Williams, Oyarzabal y Denis Suárez), junto a otros a los que se quiere testar como Bruno o San José porque el seleccionador aún debe hacer dos descartes antes del día 31. Además, tendrán minutos los que parecen más fijos en la lista (Cesc, Azpilicueta, Silva, Nolito, Aduriz). Los finalistas de la Champions, cita que la expedición verá reunida en una pantalla gigante, se incorporarán el día 4 a Las Rozas tras dos días libres, ya con la lista definitiva.

Del Bosque se quedó encantado con las experiencias pasadas y los campos de entrenamiento están situado a 700 metros sobre el nivel del mar, rodeado por picos alpinos que lucen nieve. Se le han instalado unas gradas supletorias para que hasta 500 aficionados puedan observar los entrenamientos. De hecho, el primero estaba previsto que fuera a puerta cerrada, pero finalmente se decidió que fuera a puerta abierta. Pese a la emoción de los habitantes locales en este primer día, la FEF valora que en Austria está con la tranquilidad asegurada y una perfecta meteorología para el trabajo de entrenamientos.

España se quedará hasta el 31 de mayo en la localidad austriaca antes de irse a jugar el segundo de sus amistosos en el Red Bull Arena de Salzburgo el 1 de junio (16:30 horas), ante una Corea del Sur contra la que jugó en 2012. Antes tendrá otro test en el AFG Arena de Saint Gallen frente Bosnia (18:00 horas). A diferencia de 2014, cuando España se concentró en Estados Unidos, España también preparó en Austria la Eurocopa de 2008, aunque entonces se concentró en la localidad de Neustift, situada en un valle tirolés, a 25 kilómetros de la ciudad de Innsbruck.