Carabao Cup

El desafío de autoridad entre Kepa y Sarri

El portero español, Kepa, en el encuentro entre Chelsea-Manchester City./EP
El portero español, Kepa, en el encuentro entre Chelsea-Manchester City. / EP

El portero español se negó a obedecer a su entrenador cuando le iba a sustituir por estar tocado y no pudo ser héroe en la tanda decisiva

ICÍAR MUÑOZMadrid

El desencuentro entre el portero del Chelsea, Kepa, y su técnico, Sarri, es de lo único que se habla tras el partido ante el Manchester City en la final de la Carabao Cup, ganada por el conjunto de Pep Guardiola en la tanda de penaltis.

Kepa sufrió un problema muscular a tres minutos para el final de la prórroga y tuvo que ser atendido por los servicios médicos, ante esta situación Sarri ordenó la sustitución por el veterano portero Willy Caballero. Pero hubo un contratiempo, el español, se recuperó y se negó a ser sustituido, para después continuar en la ronda decisiva de los penaltis.

Tras este hecho comenzó una secuencia insólita, nunca vista que duró más de dos minutos. Mauricio Sarri y su segundo, Gianfranco Zola, desde la banda pidieron al portero español que se retirara, mientras que Kepa se negaba haciendo gestos a abandonar el terreno de juego.

El tiempo corría, y durante ese momento, Caballero, vestido de corto, se encontraba junto al cuarto árbitro esperando a que se realizase una sustitución que al final no se llevó a cabo. Incluso el árbitro Jon Moss tuvo que acercarse a dialogar con Kepa y Sarri. Todo este suceso hizo que el técnico del Chelsea comenzara a hacer aspavientos: casi se arranca la sudadera e llegó a hacer amago de marcharse a los vesturios, pero terminó colocándose en el fondo de los hinchas de su equipo.

En rueda de prensa, cuando terminó el encuentro Sarri hablo de lo sucedido: «Apoyo a Kepa en esto, no creo que hubiera que sustituirle, ha jugado todo el partido y su confianza es alta. No estoy de acuerdo con que los porteros sean sustituidos antes de la tanda de penaltis». «Solo quería volver a tranquilizarme», dijo por el momento en el que pareció querer irse al vestuario.

Más noticias

Sobre si Kepa desobedeció sus órdenes, Sarri trató de quitarle importancia: «Él pensó que le cambiaba por un problema físico y él dijo que no tenía problemas físicos, por lo que estuvo bien». No obstante, «tengo que hablar con él pero solo para aclarar la situación porque es ahora cuando lo entiendo todo bien», concluyó el entrenador del Chelsea.

Además, Kepa también ha querido expresar su versión de los hechos en la red social Twitter: «En ningún momento he querido desobedecer al técnico o ninguna de sus decisiones. Creo que todo ha sido un malentendido a altas pulsaciones y el tramo final de un partido por un título«.