25 años del mejor gol de falta de la historia

25 años del mejor gol de falta de la historia

Le Tissier rememora el golazo de falta-volea y dice que sucedía muchas veces en los entrenamientos

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Sucedió un 26 de febrero de 1994. Matt Le Tissier ya llevaba 8 años jugando para el equipo de su vida, el Southampton. El mítico jugador inglés pasó a la historia del fútbol al convertirse en una leyenda en un solo club. Se hartó de marcar goles y de rechazar a otros grandes clubes (como Milan, Chelsea o Tottenham). Aquella tarde su equipo recibía la visita del Wimbledon y anotó de libre indirecto... de volea tras levantar la pelota él mismo.

Fue el 1-0, el único gol de un partido que ganaron los suyos. Su club lo recordó en las redes sociales («Wonder goal») y él bromeó que era algo habitual en los entrenamientos del equipo, que esta campaña está en la zona baja de la tabla después del mal inicio protagonizado de la mano de Mark Hughes.

Dicen que Johan Cruyff practicaba este tipo de lanzamientos con su hijo Jordi en La Masía tratando de emular a un Le Tissier al que se le criticó tener sobrepeso y su poca entrega, aunque eso no le impidió ser internacional con Inglaterra (sólo en ocho ocasiones) por su extraordinaria capacidad goleadora (443 partidos y 162 goles) gracias, sobre todo, a su técnica envidiable.

Muchos recuerdan otro extraordinario tanto de libre directo al West Ham, segundos después de que estuviesen cantando sobre su gran nariz («He's got a fu*king big nose») para terminar completando un 'hat trick'.

Ejemplo inspirador para muchos

Su figura siempre trascendió a las islas británicas, donde hace dos años Ben Osborn, futbolista del Nottingham Forest, emuló ese tiro libre de volea ante el Bristol City.

El Athletic decidió que su primer galardón 'One Club Man' (como reconocimiento a aquellos jugadores que, fuera del Athletic Club, han desarrollado la totalidad de su carrera deportiva en un mismo club) fuese para él, que siempre fue fiel a los colores rojiblancos del Southampton (entre los años 1986 y 2002), equipo con el que la entidad vasca está conectada históricamente con los colores de su camiseta. Le Tissier recibió el premio el martes 28 de abril en el descanso del partido entre el Athletic Club y la Real Sociedad.

Muniain, con la camiseta que lleva la frase de Le Tissier
Muniain, con la camiseta que lleva la frase de Le Tissier / @athleticclub

No fue sólo su fútbol, también su manera de ser. Y es que hace unas semanas Iker Muniain renovó con el Athletic hasta el 30 de junio de 2024 sin cláusula de rescisión.

«Jugar en los mejores clubes es un bonito reto, pero hay un reto mucho más difícil: jugar contra ellos y ganarles. Yo me dedico a eso» Matt Le Tissier

Un hecho sin precedentes que es un claro signo de fidelidad del navarro, que en las fotos oficiales de la firma del contrato hizo un guiño con una camiseta de la línea 'One Club Man' que lleva estampada la legendaria frase pronunciada por Matt Le Tissier. «Jugar en los mejores clubes es un bonito reto, pero hay un reto mucho más difícil: jugar contra ellos y ganarles. Yo me dedico a eso», dijo el genio a la BBC.