Mundial Francia 2019

El éxito de las categorías inferiores

España, subcampeona del mundo sub-20. / RFEF

España es campeona del mundo sub-17, subcampeona del mundo sub-20 y campeona de Europa en categorías sub-17 y sub-19 gracias a la metodología de trabajo instaurada por Jorge Vilda y su grupo de colaboradores

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

España afronta su segundo Mundial en el que tratará de conseguir su primera victoria en una cita mundialista tras su flojo debut en el último –y primero- Mundial de Canadá. Aunque la selección absoluta no ha conseguido títulos, en las categorías inferiores se coleccionan trofeos, finales y éxitos internacionales

España es campeona del mundo sub-17, subcampeona del mundo sub-20 y campeona de Europa en categorías sub-17 y sub-19. ¿Podían esperar estos resultados?

Es fruto del trabajo durante once años desde que entramos en la casa, la Federación, y analizamos qué virtudes tenían las selecciones que llegaban a las finales de los campeonatos de Europa y del Mundo. Vimos que principalmente destacaba su cualidad física, su preparación física, su morfología y por eso ganaban. Analizamos lo que teníamos, las jugadoras y qué potencial tenían en España. Con el físico no íbamos a poder competir, pero sí con la calidad futbolística porque teníamos jugadoras de talento y a partir de ahí empezamos a seleccionar con ese criterio principal por encima de la preparación física, que es algo que con los años se está equiparando.

De otros países nos diferencia la metodología, la filosofía y la forma de captación.

Instauramos una filosofía y un modelo de juego que va evolucionando y una metodología para entrenar desde bien pequeñas, desde sub-15 hasta la absoluta y esto ha provocado un crecimiento acompañado por los resultados. Podemos afirmar que España si no es la mejor está entre las tres mejores selecciones en categorías inferiores.

Mucha culpa de esto la tiene usted.

No, la tiene mucha gente. La primera la Federación que confía en nosotros y hace un grupo de trabajo. La entrada de Luis Rubiales como presidente y Rafa del Amo como presidente del comité que impulsa el fútbol femenino y todo el staff, todos los técnicos que las entrenan en sus equipos y toda la gente que está alrededor del fútbol femenino.

Es España hay 60.000 jugadoras con licencia, pero se hace un trabajo magnífico en las federaciones territoriales.

Para nosotros el campeonato territorial que se hace todos los años y donde estamos todos los técnicos viendo a las mejores jugadoras es un filtro importante para llegar a todas las jugadoras. El crecimiento en el último año ha sido extraordinario y con esta competición nosotros tenemos una herramienta perfecta para llegar a las mejores.

España se ha igualado a otros países con más solera que vieron el potencial del fútbol femenino antes que nosotros. ¿Cuál ha sido la clave?

Para que te hagas una idea, Alemania tiene un millón de licencias. Ahora podemos elegir y tener equipos y selecciones competitivas que pueden competir con selecciones como Estados Unidos, Alemania o Noruega, que nos cuadruplica las licencias.

Hay jugadoras que han ido creciendo con usted en estos once años.

Es un orgullo muy grande haber visto jugar a jugadoras que están en la selección cuando tenían 10 años en el fútbol 7. Ver cómo han evolucionado, cómo hemos evolucionado juntos y hemos ido de la mano. Que estén en la elite del mundo, y que todas estas jugadoras sean reconocidas internacionalmente es para estar orgullosos.

¿El hecho de implementar el mismo estilo de juego en todas las categorías ha situado al fútbol femenino español en este lugar?

Es ganar tiempo. Al final queremos crear automatismos para funcionar como un equipo y aunque no disponemos de tanto tiempo como los equipos, así aceleramos procesos. Además, tenemos claro que la función de las categorías inferiores es formar jugadores para la selección absoluta.