https://static.leonoticias.com/www/menu/img/deportes-cultural-desktop.png
Segunda B

Las Pistas salvaron a Cea y pueden impulsar a Aira

Lance del partido de la pasada temporada./María Serna
Lance del partido de la pasada temporada. / María Serna

La Cultural regresa a la casa de Unionistas, donde Víctor Cea salvó un 'match-ball' la pasada temporada y donde Aira puede dar un importante empujón a su proyecto

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

La relación de la Cultural y Deportiva Leonesa con Unionistas de Salamanca fue especial desde un inicio. El cuadro leonés fue el primer invitado, hace este miércoles exactamente cinco años, en el I Memorial UDS organizado por este club.

El club salmantino ni había debutado en el fútbol, lo haría semanas después en categoría Provincial. Pero la Cultural ya le había rendido visita en una relación que comenzó a forjarse por aquel entonces.

La pasada temporada, por primera vez, se vieron las caras en un partido oficial. Y fue, curiosamente, también en la sexta jornada, el último fin de semana de septiembre.

Matchball para Cea

La Cultural de Víctor Cea, tras sumar seis puntos de quince posibles y habiendo perdido dos de los tres partidos en casa, llegaba en un momento crítico.

Cea se la jugaba, tenía un matchball sobre la mesa y un solitario gol de Hugo Rodríguez y la estoica resistencia leonesa durante más de media hora de juego con la expulsión de Viti dio un pequeño colchón al técnico madrileño (0-1).

A mejorar la imagen a domicilio

Ahora, un año después, la Cultural de José Manuel Aira llega para confirmar las buenas sensaciones dejadas en casa, especialmente ante el Burgos y el Bilbao Athletic, pero no ratificadas a domicilio.

Un triunfo, acompañado de una buena imagen, en Las Pistas del Helmántico, puede dar un importante empujón al proyecto de Aira que, hasta ahora, ha mostrado dos versiones diametralmente distintas entre sus partidos como local y los de visitante.

Mejorar esa cara a domicilio será el gran reto de Aira en Salamanca, donde una victoria puede ser un refuerzo anímico importante a un equipo que este pasado fin de semana, al fin, dejó su portería a cero.