Cadenas afronta, con una Argentina con dudas por lesiones, su segundo mundial

Manolo Cadenas./
Manolo Cadenas.

El leonés espera «dar la sorpresa» en su grupo, donde se medirá a Egipto, Catar, Suecia y Hungría

EFE

El entrenador leonés Manolo Cadenas empezó este lunes a preparar con la selección argentina el campeonato del mundo de balonmano de Alemania y Dinamarca que se disputará a partir del 11 de enero de 2019, con dudas por las importantes ausencias en el combinado de Pizarro, Diego Simonet y «Colo» Vanstein.

«El mundial siempre es un torneo exigente y cuando se afronta con las bajas del peso que tienen estos jugadores, siempre supone una incertidumbre porque se pierde, en todos los aspectos, un importante potencial», reconoció el seleccionador albiceleste.

La selección de Argentina estará concentrada en Buenos Aires en estos últimos días de año antes de emprender viaje a Europa donde disputarán sendos encuentros de preparación frente a Alemania -una de las dos anfitrionas del mundial- y la República Checa.

La gira la compondrán 18 jugadores, por lo que dos de ellos tendrán que se excluidos de la lista definitiva para la cita mundialista donde volverá a estar la base de los últimos campeonatos en los que ha estado Cadenas al frente del equipo, el último el Torneo Panamericano de Nuuk (Groenlandia) donde logró el título tras imponerse a Brasil.

Argentina compartirá grupo (D) con Suecia, Hungría, Catar, Egipto y Angola, con lo que estarán tres seleccionadores españoles al frente de otros países, ya que además de Manolo Cadenas, lo harán David Davis con Egipto y Valero Rivera con Catar.

Para el entrenador de Valdevimbre, en el que este campeonato será su segundo mundial tras el de 2015 donde dirigió a España que concluyó en cuarto lugar, las opciones de clasificación de Argentina pasan por «intentar dar la sorpresa en un grupo con dos selecciones por encima del resto, Suecia y Hungría, junto a la subcampeona Catar y Egipto que está realizando un gran balonmano».

En cuanto a las opciones por el título mundial, Cadenas ve el torneo «sin un dominador claro, con una máxima igualdad y con los mismos candidatos de siempre Francia, Dinamarca, España, Suecia y Alemania».