El Abanca Ademar quiere volar en Europa

El equipo toma un avión en Bruselas con destino a Noruega./7foto7
El equipo toma un avión en Bruselas con destino a Noruega. / 7foto7

El conjunto leonés se mide este domingo al Elverum, un rival que ya compartió grupo con los maristas en la pasada edición de la Liga de Campeones, para afianzarse en los puestos que dan acceso a la siguiente ronda

RUBÉN FARIÑAS

El calendario no da respiro al Abanca Ademar. Tras el 'Tourmalet' de la Liga Asobal, ahora llega el turno a una nueva jornada de la Champions League.

El equipo de Rafa Guijosa ya se encuentra en tierras nórdicas para medirse este domingo, desde las 18:10 horas, al Elverum Handball, colista engañoso del Grupo D.

El técnico madrileño tendrá que volver a replantear su sistema tras sufrir la tercera baja en las pocas jornadas que llevamos de temporada. A las lesiones desde el inicio de Juanín y Mario López, se unía este miércoles Juanjo Fernández, aquejado de un nuevo problema en su hombro.

A pesar de todas estas incidencias, en el ADN marista no se baraja la opción de rendirse y en su mente no hay otra cosa que no sea obtener la victoria en Noruega ante un viejo conocido.

Leoneses y noruegos ya compartieron grupo la pasada temporada en la Liga de Campeones y el Abanca Ademar lograba salirse con la suya al conseguir el segundo puesto y la clasificación para la siguiente fase.

Un rival peligroso

En el presente curso, los leoneses han sumado tres puntos en los dos primeros partidos, con un sufrido empate ante el Cocks, en Finlandia, y una merecida victoria ante el Dinamo Bucaresti, en León.

Su rival, el Elverum, no ha tenido suerte en el debut en la máxima competición continental. Dos derrotas ajustadas, ante Dinamo y Wisla Plock, no han hecho justicia a un equipo que tiene el mejor balonmano del grupo.

Jugadores como el extremo derecho Gudjonsson o el lateral derecho Sandell una amenaza sobre la portería del Abanca Ademar. A ello suman un muro defensivo, que suele ser uno de los puntos débiles del conjunto leonés.

El objetivo en Noruega será lograr la victoria y asentarse en las dos primeras plazas. Además, en caso de hacerse con los dos puntos, el equipo marista dejaría muy tocado a su rival y cerraría el grupo a Wisla, Dinamo y el propio Ademar, en la lucha por clasificarse para la siguiente ronda.

Contenido Patrocinado

Fotos