El Abanca Ademar inicia su camino a la final de la Copa y a Europa

Las capitanes de los ocho equipos se dan la mano.

El equipo leonés se mide en el segundo turno de los cuartos de final al Granollers con el objetivo de sumar su tercera victoria de la temporada contra el conjunto vallesano

EFE | LEONOTICIAS

Llega la hora de la verdad, del torneo del KO, de la cita para valientes. El Abanca Ademar disputa en Alicante la XLIV edición de la Copa del Rey de balonmano para buscar al menos la final y garantizarse así su presencia en Europa la próxima temporada.

Los jugadores de Rafa Guijosa se enfrentan este viernes en el pabellón Pitiú Rochel de Alicante al Fraikin Granollers en la segunda eliminatoria de cuartos de final de la Copa del Rey -16:15 horas- con la intención de sumar una tercera victoria ante los vallesanos y tratar de llegar a la final de la competición que podría garantizar plaza europea.

Los leoneses vencieron en las dos confrontaciones ligueras al equipo de Antonio Rama, 26-23 en el palacio de los deportes de León, en un partido en el que resultó lesionado Juanjo Fernández, que precisamente será la única ausencia de Ademar en la Copa, y más recientemente también se impuso a domicilio 21-23 en cancha catalana.

A pesar de estos precedentes, todos ven el enfrentamiento «al cincuenta por ciento», según el capitán Mario López, siendo conscientes de la dificultad de volver a imponerse a un rival con el que se encuentran igualados a puntos en la Liga Asobal.

Entrenadores y jugadores en la previa del torneo.
Entrenadores y jugadores en la previa del torneo.

Un trofeo con doble premio

La trascendencia de esta fase final copera es que el equipo que pueda acceder a la final y enfrentarse en la misma al FC Barcelona Lassa, se garantizaría matemáticamente su presencia la próxima campaña en competición europea, la Copa EHF, ya que aunque lograra el título el conjunto azulgrana, al ya ser campeón de liga y ganarse plaza en la Liga de Campeones, el subcampeón también tendría premio.

Para el técnico ademarista, Rafael Guijosa, también es una oportunidad para lograr acceder, por vez primera como entrenador, a una final de la Copa del Rey, después de haber fracasado en las tres ocasiones anteriores en Pamplona, León y Madrid.

En la primera ocasión en terreno navarro, en una fase final con tan solo cuatro equipos, cayó en semifinales ante el luego campeón, FC Barcelona Lassa 33-27; en el segundo intento, ya bajo el formato de Final a Ocho disputada como anfitrión, el Ademar era eliminado en cuartos de final por el Helvetia Anaitasuna (25-26).

En la edición del pasado año, de nuevo con ocho equipos en liza, disputada en Madrid, tras eliminar al Guadalajara en cuartos de final, perdió en semifinales ante Ciudad de Logroño (20-21) tras errar una pena máxima Juanín García ante el actual presidente del CD Bidasoa, Gurutz Aguinagalde.

Un Granollers plagado de lesiones

El cansancio y las lesiones hacen que el Fraikin BM Granollers no llegue en su mejor momento a la fase final de Copa, aunque sí lo hace con total confianza e ilusiones renovadas de estar en la final tras los últimos resultados.

Los resultados logrados en la Liga Asobal –lleva más puntos en esta segunda vuelta de los que llevaba en la primera a estas mismas alturas- y la victoria en la Copa EHF contra el GOG, líder de la liga danesa, les han servido a los vallesanos para llegar a la Copa con confianza plena, a pesar de quedar fuera de Europa.

El duelo promete ser igualado y enfrentar a dos equipos que se conocen a la perfección y que luchar de cara a cara por lograr el billete a semifinales, donde esperará el vencendor de la eliminatoria entre Bidasoa y Cuenca.