Miguel Ríos: «Me hace ilusión volver a Ponferrada, aún recuerdo discotecas como El Temple »

Miguel Ríos durante un concierto.

El rockero granadino vuelve a subirse a los escenario de la mano su nuevo espectáculo 'Symphonic Ríos' en el auditorio de Ponferrada, este sábado 8 de septiembre

S.FERNÁNDEZPonferrada

Miguel Ríos anuncia que vuelve a los escenarios y ha elegido Ponferrada para dar la bienvenida, este sábado 8 de septiembre, no sólo a los hijos de rock and roll sino a sus nietos también. A sus 74 años sigue siendo un referente del panorama musical español y es que aunque suene a tópico los viejos rockeros nunca mueren. En una entrañable conversación mantenida con leonoticias, el granadino desvela los secretos de esta nueva gira en la que no viaja solo, Los Black Betty Boys y nada menos que una orquesta sinfónica dirigida por el maestro Carlos Checa y compuesta por 50 músicos le acompañan en el escenario.

Llega a Ponferrada, uno de los lugares elegido por Rosendo para su gira de despedida, y usted aterriza en esta ciudad después de haber anunciado en 2010 que yo no iba a dar más giras en solitario, ¿casualidad?

He traicionado mi palabra, pero han vuelto hasta los Eagles (risas). Cuando yo termine Bye Bye Rios (su gira de despedida) estuve una temporada escribiendo y ofreciendo conciertos benéficos y luego surgió el 20 aniversario de 'El gusto es nuestro', donde volví a salir de gira con Ana Belén, Víctor Manuel y Joan Manuel Serrat. Ahí era muy fácil, además de tener tres personas tocando conmigo lo estaba haciendo con amigos, lo que hizo que me picara de nuevo el gusanillo y cuando me ofrecieron tocar con la Orquesta Sinfónica me pareció que era otro regalo que no podía rechazar.

¿Cómo se encaja una Orquesta Sinfónica con tu repertorio, sobre todo determinados temas como puedan ser «Antinuclear»?

Antinuclear es uno de los hallazgos de la gira porque es más notorio el contraste en las canciones menos predecibles. Este formato ya se ha hecho otras veces, Metallica por ejemplo es uno de los grupos que también lo ha realizado, porque el rock tiene esa mala habilidad de ser mestizo. Es una aventura que me gratifica más que si tuviera que volver a alguno de los antiguos formatos.

«Tocar con la Orquesta Sinfónica es una aventura que me gratifica más que si tuviera que volver a alguno de los antiguos formatos»

«Tocar con la Orquesta Sinfónica es una aventura que me gratifica más que si tuviera que volver a alguno de los antiguos formatos»

En el tema 'El Blues del autobús' se detalla la vida del artista, ¿qué ha cambiado con respecto a esa canción la forma de afrontar una gira?

El espíritu de la canción no ha cambiado mucho. El hecho de llegar a un sitio esperar tocar, etc., todo ese tipo de gratificaciones y sacrificios que haces para desarrollar tu vocación siguen intactas

¿Cómo valora que el cassette se haya convertido en Spotify?

Yo fui uno de los que estuvo en contra del CD, probablemente por la edad. Estaba bien, pero encerraba un peligro, que los que vienen detrás de ti te barren. Pero ahora después de tanto tiempo, si Spotify fuera justo y le pagara bien a los artistas es un una herramienta muy buena. Todo esto facilita el conocimiento, uno no puede estar detrás del progreso. Lo único malo es que esa facilidad para poder hacer música va en contra de la especialización, de pronto podemos caer en un mundo donde el usar y tirar sustituya al conservar y apreciar.

Es cierto que es una reivindicación de muchos artistas

Antes te permitía tener un criterio personal. Tu biblioteca musical te representaba más a ti que ahora una playlist con miles de canciones. Pero contra los tiempos no se puede luchar, yo he realizado numerosas campañas pero es estéril.

«Podemos caer en un mundo donde el usar y tirar sustituya al conservar y apreciar»

«Podemos caer en un mundo donde el usar y tirar sustituya al conservar y apreciar»

¿Cómo valoras que ya no sean las radio fórmulas las únicas que marquen la tendencia de lo más escuchado?

La gente cuando es inquieta en el hecho cultural usa sus fuentes, no se queda parada, mientras que la gente pasiva es la que espera a que le de todo mascado. Yo veo fantástico el fenómeno del indie y la proliferación de bandas nuevas, muchas de ellas extraordinarias tocando con mucho sentido y conciencia del tiempo. Esta gente ama la música y esto transciende más allá de la fama, y hace que la música vaya salvándose de los escollos y las trabas sensoriales que les pone el reggetton y ese tipo de cosas.

Esto nuevos grupos van llevando el gusto, respeto, el deseo de contar lo que pasa, el deseo de emocionarse y emocionar al ser humano, en ese sentido podemos estar contentos de que aunque la industria sea tan torpe y solo hecha para ganar pasta haya hueco para estos grupos, que siempre que lo escucho me sorprenden positivamente.

«Veo fantástico el fenómeno del indie y la proliferación de bandas nuevas, muchas de ellas extraordinarias tocando con mucho sentido y conciencia del tiempo»

«Veo fantástico el fenómeno del indie y la proliferación de bandas nuevas, muchas de ellas extraordinarias tocando con mucho sentido y conciencia del tiempo»

Muchas de esas bandas son de Granada, ¿qué tiene esta ciudad para crear tanto artista?

Te lo explicaría muy bien un buen amigo mío, Antonio Arias, cantante de Lagartija Nick. Hay un documental titulado 'En granada es posible' donde dos chicas se preguntan esto mismo y Antonio monta una teoría que se la terminas comprando. Siempre ha habido muy buenas bandas de aquí, yo creo que la ciudad era tan aburrida que había que inventarse algo con lo que distraerse. (risas)

Su vena musical nace trabajando en una tienda de discos…

Exactamente, bueno ya había cantado en el colegio temas como el «Adeste fideles», por cierto una de las canciones más bonitas que he cantado en mi vida, hasta que oí 'hound dog' de Elvis Presley en la tienda. Recuerdo la sensación de abrir el disco como si fuera ahora mismo porque ese es mi catecismo.

«Cuando llega el rock americano a la España franquista el censor estaba más en el escote que en la neurona»

«Cuando llega el rock americano a la España franquista el censor estaba más en el escote que en la neurona»

¿Cómo fue ser pionero en España del rock cuando en Europa y América era la normalidad?

El rock empieza a entrar en España con la leche en polvo y el queso procedente de la ayuda americana que otorgaban a los pobres y los niños en los colegios. Ahí empieza a relajarse la dureza del franquismo porque no sabían que era peligroso, se dieron cuenta un poco más tarde y entonces ya empezó una censura un poco más férrea, esto entra como algo más desconocido, el censor estaba más en el escote que en la neurona. Aquí fue todo una cuestión de catacumba y mucha imitación. Yo lo tenía más difícil porque el pelo rizado no me permitía hacer el tupe de Presley (Risas)

¿Qué recuerdos tienes de León?

Recuerdo una discoteca que se llamaba el Temple y luego en el Castillo, en Ponferrada he estado muchas veces, y en León también, la última vez ya fui en AVE.

Contenido Patrocinado

Fotos