Satse León consigue que La Robla remodele el consultorio local y aumente el espacio de las consultas

Trabajos de una enfermera./
Trabajos de una enfermera.

El Sindicato de Enfermería se dirigió al Consistorio porque no todas las enfermeras tenían espacio para su consulta; en algunos casos desarrollaban su trabajo en un almacén, en consultas de apenas 5m2 y sin ventilación suficiente

LEONOTICIAS

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en León ha logrado que el Ayuntamiento de La Robla remodele el consultorio local de esta localidad para que las consultas de los sanitarios dispongan del espacio suficiente y seguro que requiere la asistencia sanitaria, de modo que cada uno de los cinco médicos y cinco enfermeras que trabajan en el centro dispongan de una consulta propia.

Los cambios que el Ayuntamiento de La Robla acometerá en el consultorio son, una nueva consulta de enfermería, la modificación de los aseos para mejorar el acceso a una sala de espera y una consulta, y situar las extracciones en la nueva consulta, así como la mejora de la iluminación del centro. Todo ello con el compromiso del alcalde de construir un nuevo centro próximamente.

La Zona Básica de Salud de Cuenca del Bernesga cuenta con el Centro de Salud de Pola de Gordón y en La Robla hay un consultorio local en el que trabajan 10 sanitarios: cuatro médicos y cuatro enfermeras de atención primaria, más un médico y una enfermera de pediatría. Estos sanitarios asumen la asistencia de aproximadamente 3.700 tarjetas sanitarias de las 8.500 tarjetas sanitarias de la Zona Básica de Salud.

Satse León se dirigió al Consistorio de La Robla para pedirle que remodelara el centro debido a «las deficiencias que presentaba y que impedía una asistencia sanitaria de calidad y segura». Mientras que casi se han triplicado los efectivos que trabajan en el consultorio, el espacio sigue siendo el mismo. En el año 1994 se creó ese consultorio para dar cabida a dos enfermeras y dos médicos, pero en la actualidad, y debido a las necesidades de la población de la zona, el número de profesionales que desempeñan allí su labor asistencial asciende a 10.

La creación de estos nuevos espacios destinados a la asistencia sanitaria ha sido a expensas de la eliminación de almacenes, reducción de otras consultas y de zonas de espera, quedando por tanto varias consultas sin ventilación y sin espacio suficiente. La Orden de 27 de abril de 1987 por la que se establecen las características que han de reunir la construcción y remodelación de los inmuebles destinados a centros de salud y consultorios locales en la comunidad de Castilla y León establece que los despachos de consulta deben contar con una superficie útil de 14 a 16 m2, pero tras la remodelación para la adaptación a las nuevas necesidades, había dejado espacios de menos de 5 m2.