Rubio Juan presentará su libro 'Villazala. El eslabón perdido del marquesado de Astorga' este viernes en Veguellina de Órbigo

Rubio Juan presentará su libro 'Villazala. El eslabón perdido del marquesado de Astorga' este viernes en Veguellina de Órbigo

Está organizada dentro del ciclo 'Otoño Literario' organizado por la Concejalía de Cultura de Villarejo

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El historiador vocacional Roberto Rubio Juan presenta, este viernes 26 de octubre a las 20:00 horas en la Biblioteca 'Río Órbigo' de Veguellina, su libro 'Villazala, El eslabón perdido del marquesado de Astorga', dentro del ciclo 'Otoño Literario' organizado por la Concejalía de Cultura de Villarejo. En esta obra recorre con detalle los dos mil años de la historia de la villa de Villazala y su entorno.

Roberto Rubio Juan nació en Bilbao en 1972. Al poco de nacer, sus padres, que eran del Páramo leonés, regresaron junto a él a Villazala. Rubio Juan es licenciado en Derecho por la Universidad de León (ULE) y desarrolló su faceta profesional en el sector financiero. Como historiador de vocación, decidió conocer mejor sus raíces y sus investigaciones han desembocado en su libro «Villazala: el eslabón perdido del marquesado de Astorga».

Esta obra se sitúa a mediados del siglo XV. España estaba a punto de convertirse en el mayor imperio del mundo. Mientras, en Astorga, los Osorio habían comenzado a forjar el suyo propio. Casualidad o no, siempre habían acertado a apoyar en cada momento al bando idóneo, y eso les hizo conseguir altas cotas de poder. Llevaban décadas acumulando un enorme número de señoríos en el Reino de León, sobre todo en torno a la capital asturicense y en el Páramo leonés, pero su ambición los llevaría a ampliar sus fronteras hasta las lejanas tierras de la ribera del río Esla.

Su gran deseo de conectar todos ellos choca, sin embargo, con tres escollos notables: la gran distancia que separaba a Astorga de villas como Villamañán y Valderas; el peligroso cauce del río Órbigo; y un vasto territorio señorial en zona paramesa, rodeado de señoríos de casas rivales, que también debe administrar y defender. Necesitaban, pues, un lugar estratégico que les sirviera de «cabeza de puente». Y lo hallarían en una pequeña villa, situada en las ya por entonces fértiles tierras de las Arribas del Órbigo, y que se convertiría en pieza clave de todo el engranaje señorial.

A través de estas páginas, entre castillos y puentes medievales perdidos en el tiempo, el autor descubre y acerca al lector a la villa de Villazala, lugar de origen incierto que durante la Edad Media y la Edad Moderna jugó un papel vital en las estructuras del marquesado de Astorga, y cuya historia ha permanecido inédita hasta hoy.

Contenido Patrocinado

Fotos