Riaño lograr sedar al bisonte 'Barlog' tras 20 días huido por los montes de Boñar y evita el sacrificio del animal

Barlog, en la Reserva de Anciles de Riaño. /
Barlog, en la Reserva de Anciles de Riaño.

El animal, que fue avistado las últimas semanas por el entorno de Vozmediano y Adrados, ya está en la Reserva de Anciles donde se recupera del traslado | La huida coincide con la época del celo y vendría motivado por la falta de hembras en la zona

A. CUBILLAS
A. CUBILLASRiaño

Barlog vuelve a casa.

El bisonte que se escapó de la Reserva de Anciles de Riaño ha puesto punto y final a su peculiar aventura que se ha prolongado durante más de dos semanas. Su destino fueron los montes de Boñar, donde ha sido avistado estos últimos días en los entornos de las localidades de Vozmediano y Adrados.

En todo momento, según informan desde el Ayuntamiento de Riaño, ha estado localizado y bajo control aunque la orografía del terreno dificultaba la sedación del animal que debía realizarse en una zona segura y accesible a los vehículos para proceder a su traslado.

Una situación que ha provocado que en los últimos días se temiese por la vida del animal dado que desde el Ayuntamiento de Riaño y la Fundación True Nature- propietario de Barlog- se estuviese barajando la posibilidad de sacrificarlo.

La presencia del animal atrajo a muchos curiosos que, confiados por la sensación de tranquilidad que desprendía el animal, no mantenían una distancia de seguridad clave, poniendo en peligro sus vidas.

Sacrificio del animal

«Nunca ha habido datos de ataques de bisontes pero hay que ser prudentes. El sacrificio es una posibilidad que ahora mismo está abierto. Si vemos que puede peligrar la seguridad de las personas, no dudaremos ni instante», aseguraba a leonoticias este viernes el alcalde de Riaño.

Es más, la difusión de la noticia podía despertar el interés y, por ende, elevar el riesgo de sacrificio del animal. Y, precisamente por ello, desde este diario se ha reservado la publicación de esta noticia hasta garantizar que Barlog estuviese sano y salvo.

Varios vecinos de Adrados alertaban este sábado de la presencia del animal en un alto de la localidad. Hasta el lugar se trasladó personal del Ayuntamiento de Riaño y de 'True Nature' que, con la colaboración de agentes medioambientes, un veterinario y un ganadero de Adrados (Boñar) procedieron a la sedación del animal.

«Fue una sedación tranquila, mejor de lo que esperamos», asegura Fernando Moreno, alcalde de Riaño, que trasladó su agradecimiento a los vecinos de Adrados que «en todo momento respeto nuestra indicaciones».

En busca de hembras

A pesar de que inicialmente se barajó la necesidad de hacer uso de una grúa, el animal fue trasladado hasta Riaño en un remolque cerrado. Ahora Barlog se recuperar en un pequeño recinto donde está sometido a un seguimiento para ver su evolución.

Posteriormente, regresará a la Reserva, junto con el otro bisonte y las cinco búfalas que conviven en la Reserva de Riaño. Moreno recuerda que el núcleo es un monte de titularidad pública a la que acceden vehículos autoridades. Previsiblemente, en un descuido se dejaría una puerta abierta por la que se escapó Barlog.

Una huida que coincide con la época de celo y que vendría motivada, según los propietarios, por la falta de hembras del núcleo. Precisamente, se está a la espera de la autorización de Medio Ambiente y Agricultura para llevar hembras a la Reserva.

Contenido Patrocinado

Fotos