Trasladan a León a la primera pareja de quebrantahuesos en Picos de Europa para lograr su reproducción

'Deva' y 'Casanova', en el nido en el que intentaron sacar adelante descendencia el pasado año. /FCQ
'Deva' y 'Casanova', en el nido en el que intentaron sacar adelante descendencia el pasado año. / FCQ

El lugar elegido por las aves es de «muy difícil acceso», por lo que desde la fundación no saben si han podido intentar criar de nuevo o si tienen nido | La pareja de quebrantahuesos se asienta en la zona de Posada de Valdeón, en Picos

L. RAMOS
L. RAMOSLeón

Incertidumbre acerca de la descendencia de la primera pareja de quebrantahuesos establecida en los Picos de Europa tras la reintroducción de la especie. Tras dos años de intentos infructuosos por sacar adelante sus huevos en la zona asturiana del espacio protegido, la unidad reproductiva formada por 'Deva' y 'Casanova' se trasladó esta vez a la vertiente leonesa, concretamente al concejo de Posada de Valdeón.

«Empezaron haciendo intentos en la misma zona de Asturias donde se establecieron el año pasado, pero a mitad de ciclo se desplazaron hacia el sur, a León», explicaba a El Comercio el director de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ).

Esta 'mudanza', de la que en la entidad tienen constancia tanto por los geolocalizadores que llevan las aves como por avistamientos de su personal y de miembros de la Guardería del Parque Nacional de los Picos de Europa, está impidiendo, sin embargo, hacer un seguimiento como el que hubo en años anteriores, ya que la pareja se decantó por una zona de «muy difícil acceso, sobre todo durante estos meses de invierno». Así las cosas, en la fundación todavía no pudieron constatar si quiera si la unidad reproductora construyó un nido o si está intentando criar de nuevo.

En junio ya estarán en Asturias los cinco nuevos ejemplares que se soltarán en Picos

Mientras aguardan a que las condiciones meteorológicas sean más propicias para poder obtener más datos acerca de la posible descendencia de 'Deva' y 'Casanova', en la fundación han seguido trabajando, como desde hace años, en la recuperación y cría de huevos en peligro procedentes de unidades reproductoras de los Pirineos.

Lograron sacar adelante cinco polluelos que este año serán liberados en los Picos de Europa, uniéndose así a los dieciocho que ya habitan el espacio protegido, gran parte de ellos reintroducidos por los técnicos de la FCQ y otros pocos, como 'Casanova', llegados por su propia cuenta.

Uno de esos cinco nuevos quebrantahuesos llegaba la pasada semana a Asturias y otro más lo hará a lo largo de la presente. Así, según calculan desde la fundación, durante la primera mitad de junio se completarán los traslados. Entonces los cinco polluelos comenzarán un proceso de adaptación en las jaulonas instaladas en Picos antes de ser liberados.