El proceso liquidador de la Hullera arrastra al abismo a la emblemática escuela de FP de La Robla

Imagen de la escultura que conmemora el 50 aniversario de la fundación del centro de FP de La Robla./
Imagen de la escultura que conmemora el 50 aniversario de la fundación del centro de FP de La Robla.

Los trabajadores del Centro Integrado de Formación Profesional de La Robla y sus más de 170 alumnos piden a las administraciones que eviten un final dramático | Instan a la empresa Drotium a retirar su oferta de compra por no ofrecer garantías

J.C.León

No es lo habitual, pero un centro educativo con solvencia formativa vive hoy bajo la amenaza de cierre como consecuencia de un «desafortunado y penoso» concurso de acreedores.

Esa amenaza, real y de «terribles consecuencias», promete llevarse de un plumazo la historia labrada durante más de medio siglo por el Centro Integrado de Formación Profesional de La Robla 'Virgen del Buen Suceso'.

El centro, levantado en su día por la Hullera Vasco Leonesa, formaba parte junto con sus instalaciones del patrimonio de la minera hoy en liquidación lo que no solo amenaza su viabilidad sino que compromete su futuro educativo de una manera cierta.

La situación ahora ha alcanzado un punto límite según advierte su personal, formado por 13 profesores y otros tres trabajadores, y deja en el aire el potencial educativo para los 175 alumnos que cada año cursan sus estudios en sus aulas.

Centro único

El personal ha remarcado este jueves que las innumerables gestiones ante organismos públicos locales, autonómicos y nacionales «no han dado el resultado esperado» por lo que «el único Centro de Formación Profesional de la zona Norte, Este y Oeste de la provincia de León con dos Ciclos que son Construcciones Metálicas y Soldadura y Calderería« se acerca a su cierre.

«Todas las administraciones se han volcado en ayudarnos pero aun así no acaba de llegar la solución final y que nos daría una seguridad en la continuidad de nuestra labor docente y formativa», han asegurado los profesores en un comunicado.

En pleno proceso de liquidación de los terrenos y edificios donde se encuentra instalada la escuela, terrenos «muy apetecibles» se reconoce desde la vertiente laboral, todo apuntaba a que el Ayuntamiento de La Robla se haría con los terrenos debido a la deuda que Hullera Vasco Leonesa mantiene con esta Administración y se llegaría al acuerdo de ceder los terrenos por la deuda, la Fundación Santa María La Real se haría cargo del concierto y mantendría la labor formativa de la Escuela y del Centro Integrado. «Habría sido una magnífica solución», se advierte en un comunicado.

La oferta de Drotium no convence

Sin embargo «en el último momento ha aparecido Drotium que hace una oferta económica al juez concursal sobre los terrenos en los que se encuentra la escuela, terrenos con los que se iba a hacer el Ayuntamiento de La Robla«.

«Drotium es una empresa con unos proyectos de futuro muy interesantes pero que financieramente no pueden hoy por hoy asegurar una continuidad de futuro a nuestra Escuela porque según nos expuso su administrador único en una reunión que mantuvo con nosotros en este Centro, donde reiteradamente manifestó que si fuesen un problema se retiraría, nos dijo que actualmente se encuentran en un proceso de ampliación de capital que será largo y nosotros de lo que menos disponemos es de tiempo. Nadie descartaría convenios de colaboración con esta empresa de investigación tecnológica«, recuerda la parte laboral en un comunicado.

«Dado que este proceso de subasta por los terrenos e instalaciones puede alargarse e incluso pueden aparecer más ofertas por los mismos, los trabajadores de la escuela, junto con familias, alumnos y antiguos alumnos han enviado varias cartas a todos los grupos políticos, concursales, Sindicatos, Fele, ECYL, e Inspección Educativa solicitándoles que dada la urgencia del tema medien con cuántas empresas vengan a especular con estos terrenos y edificaciones para que retiren las ofertas que pongan en riesgo la continuidad de la labor educativa«, se ha remarcado.

Labor social y educativa

Así mismo piden a los responsables en tomar decisiones en todo este proceso, que actúen «con criterio para que la solución que salga adelante sea la que asegure una continuidad de futuro a nuestro CIFP Virgen del Buen Suceso en La Robla, es decir que vean en estos terrenos y edificios la labor social y educativa que este centro ofrece en esta zona tan castigada por la crisis de la minería y no vean sólo el valor económico«.