Medio millón de euros para reforzar la electricidad en la rampa de Pajares, dañada por la nieve

La rampa de Pajares con un mercancías circulando./
La rampa de Pajares con un mercancías circulando.

La compañía ha retrasado a septiembre la utilización del ERTMS en el tramo Valladolid-León para los trenes Alvia

R.MUÑIZ

Los efectos del temporal de nieve del pasado octubre aún permanecen en la rampa de Pajares, el paso que utilizan los trenes para circular entre Asturias y la meseta. El Consejo de Ministros dio ayer su visto bueno a la declaración de emergencia de unas obras de 489.470,38 euros que tienen por objeto reponer los apoyos de la línea eléctrica y la alimentación a la subestación de tracción del puerto. La razón de estas reparaciones está en el temporal de nieve y la desestabilización de un terraplén cerca de Campomanes.

Por otra parte, Renfe terminó de desbloquear la venta de billetes de largo recorrido para el verano, lo que provocó algunas colas en las oficinas de la compañía. Finalmente, el Alvia a Madrid mantiene sus mismas frecuencias y horarios, con alguna mínima variación de minutos en los trenes pasantes que vienen o van a Alicante. La compañía ha retrasado a septiembre la utilización del ERTMS en el tramo Valladolid-León para estas unidades, lo que deja para otoño un recorte de tiempo que se espera cercano a seis minutos.