El juez Vázquez Taín se muestra «honrado» de ser el mantenedor «del último Passo Honroso de Europa» medieval

Recepción oficial al mantenedor de las Justas./
Recepción oficial al mantenedor de las Justas.

Las Justas del Passo Honroso de Hospital de Órbigo ya pueden celebrarse con todos los honores esta tarde tras la recepción del mantenedor

LEONOTICIAS

Las Justas del Passo Honroso de Hospital de Órbigo ya pueden celebrarse con todos los honores esta tarde tras la recepción del mantenedor, el juez gallego José Antonio Vázquez Taín. Mientras los caballeros llegados de todos los rincones de Europa se preparan para el Torneo (18,30 horas), el regidor Enrique Busto ha dado la bienvenida a la figura más importante de las Justas junto con Don Suero.

El miembro de la judicatura llegó al mediodía al Ayuntamiento de Hospital de Órbigo «empapado de este pueblo y de estas gentes», aseguró Vázquez Taín, quien en sus primeras palabras de agradecimiento por el honor de ser nombrado mantenedor de las Justas desveló haber venido el día antes de que comenzara la recreación histórica, «no para meterme en el papel sino para aprendérmelo».

Con gran cercanía, el mantenedor demostró su profundo conocimiento de la historia de España contextualizando que las Justas de Don Suero de Quiñones «quizá sea el último Passo Honroso que se celebró en Europa», porque en 1434 la Reconquista ya estaba prácticamente terminada, «solo quedaba el reino de Granada». A falta de batallas, quienes pretendían ostentar y defender un título nobiliario «tenían que demostrar su valía» en gestas caballerescas como la celebrada en aquel verano de 1434 en Hospital.

Desde hace 23 años

El juez Vázquez Taín recordó que Hospital de Órbigo sigue haciendo historia desde hace 23 años cuando «un grupo de, quizá, locos pero lo que sí es seguro es que se trataba de personas bienintencionadas» que constituyeron la primera comisión de la fiesta histórica. Quiso «honrar a esas personas que comenzaron con ese sueño que hoy es una realidad que nos permite soñar a todos cada año y vivirlo de forma tan intensa. Ojalá España estuviera llena de gente así, de personas que luchan por sus proyectos y los convierte en realidad».

El mantenedor encuadró las Justas en el Camino de Santiago en esa vía histórica que «tiene muchas etapas, muchas fondas pero con un mojón que es de oro, una parada obligada y ese sitio es Hospital de Órbigo». Precisamente avanzó que el próximo año se editará su libro sobre la Ruta Jacobea y en él «Hospital tendrá un lugar destacado, lo escribiré con emoción y con un recuerdo imborrable» de lo que ha vivido este fin de semana en la localidad de la Ribera.

Concluyó empeñando su palabra en una cosa más, en que para el 25 aniversario de las Justas, la argolla y el lazo de Don Suero, depositados por el propio caballero en la Catedral de Santiago después de hacer el Camino una vez concluidas las Justas, se expongan en Hospital porque «uniendo presente y pasado se hace un futuro más brillante».

En el acto estuvieron presentes miembros de otras recreaciones históricas españolas, como la de Ribadavia, y la ejecutiva de la Asociación Española de Recreaciones Históricas cuyo presidente, Antonio Madrid, destacó que las Justas siguen creciendo en «una población pequeña» como Hospital que «ya está en Europa» y avanzó que la localidad será sede de una asamblea de la asociación por la importancia que tienen las Justas en las fiestas de recreación españolas.