Dos jóvenes de Boñar piden perdón al cura tras destrozar la iglesia de Adrados

Imagen de los destrozos de la iglesia. / leonoticias

El párroco aún desconoce el alcance de los daños y que asegura que ambos son conscientes de lo que se les viene encima

a.c.
A.C.León

Los vecinos de la pequeña localidad de Adrados, en el municipio de Boñar, intentan recobrar la normalidad tras la actuación de dos vándalos en la madrugada de este lunes que entraron a la fuerza en la iglesia y arrasaron con todo lo que podía, provocando numerosos destrozos.

Bancos, libros e incluso el altar por los suelos, cuadros y figuras gravemente dañadas y así un suma y sigue de destrozos fue la imagen con la que se encontraron los vecinos de esta localidad de la montaña.

Unos actos que de inmediato fueron puestos en conocimiento de la Diócesis de León, que ya ha cursado la pertinente denuncia en la Guardia Civil. De inmediato, se abrió una investigación que se centró en varios jóvenes que estuvieron en la noche en la localidad de la montaña.

Finalmente, la investigación pudo confirmar que detrás de este acto de vandalismo se esconde una gamberrada de dos jóvenes de Boñar. Así lo ha confirmado a leonoticias don Abel, el párroco de Adrados, que de inmediato se puso en contacto con ellos.

«Han pedido perdón aunque son conscientes de las consecuencias que pueden acarrear su gamberrada», asegura el párroco, que hasta la fecha desconoce el alcance de los daños y sigue a la espera de la tasación de un técnico de la Diócesis de León.

El párroco intenta mirar hacia al frente y aunque asegura que el daño ya está hecho confía en que el daño moral pueda servir de lección para que estos dos jóvenes no vuelvan a acometer un acto de este calado, que ha dejado a esta pequeña localidad con una iglesia completamente desbaratada.

Contenido Patrocinado

Fotos