La UE investiga desde 2016 los daños causados por las obras de la Variante de Pajares

Obras de la Variante de Pajares. /
Obras de la Variante de Pajares.

Fomento responderá con una auditoría de daños y compensaciones que espera tener a finales de año, fecha en la que confía que las administraciones afectadas lleguen con sus propios informes de perjuicios

R. MUÑIZ

La Comisión Europea mantiene abierta desde 2016 una investigación para determinar si las constructoras de la Variante de Pajares, la empresa pública que les coordinaba o el propio Ministerio de Fomento vulneraron las directivas de protección del medio ambiente.

Más información

El macizo en el que se perforaron los macrotúneles está incluido en la red Natura 2000 y, ahora, sus acuíferos y arroyos pierden parte de caudal tierra adentro, hasta desembocar en los tubos.

La pesquisa se inició a raíz de una queja formulada por el letrado Carlos González-Antón, que actúa en nombre de la Asociación de Vecinos de Campomanes y la Federación de Entidades Locales leonesa.

Por norma Bruselas mantiene este tipo de procedimientos en secreto, discutiéndolos con el país afectado y comunicándolo al denunciante solo si finalmente procede archivar la causa o imponer una multa. El 19 de octubre pasado, sin embargo, la Dirección General de Medio Ambiente confirmó que sigue avanzando en el análisis.

«No queremos provocar ningún retraso, pero vemos que se avanzan obras como las vías sin que se ponga solución a las filtraciones de agua y a lo peor luego resulta que la UE obliga a bombear ese agua y para ello hay que levantar las traviesas», advierte González-Antón.

Sus años de batalla han provocado que Medio Ambiente abra expediente para verificar si se cumplieron los permisos. Fomento responderá con una auditoría de daños y compensaciones que espera tener a finales de año. «Es importante que las administraciones afectadas lleguen a ese momento con sus propios informes de perjuicios», insta el letrado.

 

Fotos