Fallece el joven de 32 años al que picó una avispa asiática en SanTirso

Localidad de San Tirso de Abres, donde se registró la picadura mortal de avispa asiática. / PALOMA UCHA
Localidad de San Tirso de Abres, donde se registró la picadura mortal de avispa asiática. / PALOMA UCHA

Miguel Álvarez Calvín se encontraba desbrozando una finca cuando fue atacado por el insecto invasor, al que era alérgico

DAVID SUÁREZ FUENTE EL LLANO (SAN TIRSO DE ABRES).

Se produjo el fatal desenlace. Miguel Álvarez Calvín, el joven de 32 años que permanecía en coma tras ser atacado por una avispa asiática en la localidad de El Llano, en San Tirso de Abres, falleció ayer por la mañana en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo.

El hombre, camionero de profesión, se encontraba desbrozando las lindes de una huerta cuando fue picado por una vespa velutina. El joven era alérgico a este tipo de insectos, por ello, de inmediato, acudió a su casa a inyectarse adrenalina. Pero el medicamento para contrarrestar la reacción alérgica no le hizo el efecto esperado y se desvaneció.

No era la primera vez que este joven sufría la picadura de una avispa. Ya le había ocurrido en otras tres ocasiones. «Pero nunca fue velutina. Otras veces ponía la adrenalina, se mareaba un rato y recuperaba», indicó su hermano y candidato del PP a la Alcaldía santirseña, Rubén Álvarez Calvín. Fue el propio afectado el que aseguró a ciencia cierta que el insecto que le había picado «era una avispa asiática». La describió poco antes de perder el conocimiento. El joven aseguró a sus allegados que se trataba de una vespa velutina, pues «era negra y naranja», detalló antes de desmayarse.

El percance de Miguel se produjo el pasado martes. El joven fue trasladado en UVI móvil al HUCA donde su actividad cerebral fue disminuyendo. El afectado sufrió un daño cerebral irreversible por falta de aporte de oxígeno durante varias horas.

El hombre, aficionado a los caballos, estaba desbrozando una finca, con el fin cerrarla para meter a sus dos caballos, cuando la avispa le picó. Todo apunta a que el nido se encontraba «en un neumático abandonado en el lindero de la finca», explicó su hermano conmocionado.

Pésame de la alcaldesa

Se trata de una situación que cada vez es más habitual, ya que esta especie «hace los nidos más cerca de tierra», advierte el presidente de la Asociación Antivelutina del Occidente, Jonathan Suárez, quien recomendó revisar la maleza antes de desbrozar. De hecho, en la mañana del pasado viernes un nido de esta especie invasora de insectos fue descubierto a ras de suelo en el interior de un junípero rastrero en una vivienda en Valtravieso. El santirseño de Casa Peta deja viuda y una hija. Su muerte ha causado una honda conmoción en toda la comarca. De él destacó la alcaldesa en funciones, María Goretti Quintana, que era «un joven trabajador y emprendedor». La regidora trasladó el pésame a la familia «por esta enorme pérdida».

Una consternación que también llegó a la biofábrica de Energía y Celulosa de Ence en Navia, a la que él servía habitualmente madera con su camión. «Lamentamos su pérdida», manifestó Javier Rodríguez, presidente del comité de empresa de Ence, quien ha querido trasladar su duelo a la familia. El fallecido trabaja junto a su hermano en una empresa familiar de camiones de mercancías, Transportes Hermanos Álvarez.

«Era muy trabajador». Así definían los vecinos de este joven santirseño, nacido en Goje. «Todavía no me lo creo», expresó ayer una vecina suya que lamentó la pérdida de un chico tan joven con familia a su cargo.

Esta tarde, funeral

El funeral tendrá lugar a la 18 horas de esta tarde en la iglesia parroquial de San Salvador de San Tirso de Abres. Será de cuerpo presente y tras la ceremonia religiosa sus restos mortales recibirán cristiana sepultura en el cementerio local. La capilla ardiente ha quedado instalada en la sala 1 del tanatorio Monjardín, en el polígono industrial de la localidad de Vegadeo.