Decretan el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para el conductor que arrolló mortalmente a un matrimonio

Imagen del conductor a su salida de los juzgados de Sahagún. / S. Santos

El varón ha salido detenido de los Juzgados de Sahagún, desde donde ha sido trasladado a la prisión de Mansilla de las Mulas | Varias personas le han increpado al grito de «asesino, borracho»

a. CUBILLAS | S. SANTOS
A. CUBILLAS | S. SANTOSLeón

El juez del Juzgado de Sahagún ha decretado este viernes el ingreso en prisión comunicada y sin fianza para el conductor que en la mañana de este jueves atropellaba mortalmente a un matrimonio que realizaba el Camino de Santiago en bicicleta al entender que existe riesgo de fuga.

El juez le imputa dos delitos de homicidio por imprudencia en concurso con uno de conducción temeraria, un delito de lesiones por imprudencia grave por las heridas ocasionadas al niño, un delito contra la seguridad vial y un delito de omisión de auxilio.

Más información

Una decisión que se conocía sobre las 14:30 horas. Minutos antes y al grito de «borracho y asesino», varios vecinos de Sahagún han increpado al varón cuando salía de las dependencias judiciales.

Lo hacía esposado, en compañía de una pareja de guardias civiles y tapándose la cara con su camiseta para evitar ser captado por las cámaras de los medios de comunicación local y nacional. que durante horas esperaban a las puertas de los juzgados la decisión judicial.

Auto del juez

En el auto, el juez señala que de las diligencias de investigación de la Guardia Civil se desprende, sin perjuicio del resultado de las pruebas restantes, que el investigado conducía su vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con tasas de alcohol por litro en aire espirado de 1,26 mg/l y 1,18 mg/l.

El escrito asegura que el acusado presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo los efectos del alcohol y realizaba una conducción temeraria, llevando además una velocidad inadecuada.

Además, continúa, después de que tuvo lugar el choque el investigado se bajó de su vehículo y posteriormente volvió a subirse al mismo, huyendo del lugar en la misma dirección que llevaba, siendo interceptado posteriormente en el kilómetro 311 de la N-601, en el término municipal de Mansilla Mayor.

Cuatro horas de declaraciones

Fue a primera hora de este viernes cuando, tras pasar la noche en dependencias policiales, la Guardia Civil trasladaba al acusado hasta los Juzgados de Sahagún, donde ha permanecido en su interior durante más de cuatro horas.

Finalmente, el juez ha acordado el ingreso en prisión, que se ha hecho efectivos minutos después en la cárcel de Villahierro, en la localidad de Mansilla de las Mulas.

Atropello mortal en León

Aún es pronto para conocer la petición de prisión pero conforme al Código Penal, el conductor se enfrentaría a una pena de cuatro años de prisión por los delitos de homicidio por imprudencia.

Por el delito de omisión del deber de socorro, si se entiende fue por imprudencia se le podría imponer una pena de entre seis y dos años de cárcel A ello se le podría sumar la retirada del permiso de conducir, una multa y una indemnización a los familiares de los fallecidos.

La falta de consenso entre los parlamentarios ha impedido que se endurezcan las penas por los atropellos a ciclistas. El último precedente y un caso similar al de León se vivió el pasado mes de abril en Zaragoza. El juez condenó a cuatro años de prisión al varón autor de un doble atropello mortal en Botorrita.

Atropello y fuega

El accidente tuvo lugar minutos antes de las 11:00 horas de este jueves en la N-601 a la altura de Matallana de Valmadrigal cuando el conductor en estado de embriaguez arrollaba a la pareja que iba acompañado por su hijo de 12 años que resultó herido y que ha ya sido dado de alta.

Tras el atropello, el conductor del vehículo, que circulaba en un Audi A6 color negro, se dio a la fuga a gran velocidad. Minutos más tardes, era interceptado por dos patrullas de la Guardia Civil a unos 17 kilómetros del siniestro, próximo a la localidad de Villamoros.

El hijo de los fallecidos, que tan sólo sufrió unos rasguños en su cuerpo, ya ha recibido el alta hospitalaria

Allí, el conductor era sometido a una prueba de alcoholemia, quintuplicando la tasa permitida, con 1,16 miligramos por litro en aire expirado. Además los agentes comprobaban que circulaba sin seguro del vehículo.

De inmediato procedieron a su detención. El conductor era natural de Cataluña y trabajaba en la planta de Renault. Es más, según declaró, en todo momento creyó dirigirse a su puesto de trabajo a pesar de que circulaba dirección León capital.

Según ha podido saber leonoticias, el niño circulaba por el interior del arcén mientras que sus padres circulaban en la parte externa, lo que evitó que el niño fuera embestido por el vehículo. El primero que fue sorprendido por el vehículo fue el padre y posteriormente la madre, ambos siendo desplazamos hasta 20 metros por el impacto con el vehículo.

 

Fotos