El alcalde de Hospital de Órbigo deja el PSOE tras verse atrapado en la 'Enredadera'

Enrique Busto en una imagen de archivo./
Enrique Busto en una imagen de archivo.

Enrique Busto figura en el sumario en una sumisa conversación con Ulibarri tras ver cómo el empresario no obtenía un concurso público | «Yo no, yo no sé, yo cuando doy, cuando doy mi palabra, y cuando doy mi cuerpo, lo doy entero», asegura

LEONOTICIASLeón

Enrique Busto es un alcalde singular. Tan singular como sumiso al poder mediático del empresario José Luis Ulibarri.

Ulibarri quería ganar el concurso de la gestión de basuras en la Mancomunidad del Órbigo pero ese deseo acabó en la mesa contratación, de cuyas valoraciones el empresario fue informado directamente por el alcalde de León, Antonio Silván.

Un día después de perder el concurso Ulibarri no dudó en llamar directamente a uno de los miembros de la mesa, Enrique Busto, alcalde de Hospital de Órbigo y éste, según las grabaciones, no sólo facilitó las explicaciones sino que se mostró con una actitud sumisa con el empresario.

La grabación ha indignado al partido y el propio secretario provincial del PSOE, Javier Cendón, aseguró este jueves a leonoticias que si él fuera Busto «me marcharía ahora mismo».

El alcalde de Hospital de Órbigo, tras releer sus grabaciones, ha optado por presentar su renuncia a la militancia en el PSOE, pero no a la alcaldía.

Asegura que se va por la «presión mediática» y para no dañar al partido. Un gesto que en el PSOE era esperado.

«Yyy, quitándome a Rosa y a mí, que dábamos FCC, FCC, FCC, los demás por ejemplo, ahora mismo no lo tengo aquí porque estoy en León, pero por ejemplo en el punto de, eh difusión, y no se qué no se cuánto, Urbaser 3, FCC 0. Y nosotros éramos FCC 3, Urbaser 0, y claro, y ellos tres son más que nosotros dos. Lo que yo le dije», se puede leer en el auto en las explicaciones del edil al empresario.

Abrumado por la conversación con el empresario Busto no dejaba de pedir perdón: «Yo no digo que sea Joaquín, fueron el alcalde Turcia... Turcia... Santa Marina... Turcia, Santa Marina y Villares. Lo que yo le dije a usted. Lo que yo le dije, lo que yo le dije a usted (...) Pero que estén mangoneaos, que estén mangoneaos por Joaquín, no le puedo decir porque, pero usted a lo mejor se puede enterar, pero Rosa cumplió eh«.

«Claro, yo, yo claro, yo hice la gestión que tenía que hacer y por eso no, no te contesté por el teléfono, porque no la había hecho en aquel momento, pero.. (...) Yo por supuesto no fallé porque no iba a fallar, claro, eso está claro, pero, pero Rosa tampoco falló. Y del otro tema tenemos que hablar esta semana antes del día 13, usted y yo«, indica un sumiso y abrumado entonces alcalde socialista Busto.