Agentes medioambientales rescatan unas truchas en una poza en un arroyo afluente del Porma

Imagen de la suelta de los peces./
Imagen de la suelta de los peces.

Los agentes procedieron a su suelta aguas abajo, en un tramo del mismo arroyo pero con mayor caudal y con mayores posibilidades para la supervivencia

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Nuevo rescate de peces por Agentes Medioambientales de la Junta de Castilla y Leon, en esta ocasión truchas, según informa la Asociación Profesional de Agentes Forestales de León (APAFLE). La actuación ha sucedido en un arroyo afluente del río Porma, en el municipio de Puebla de Lillo dentro de la comarca medioambiental de Boñar.

Durante la guardia de incendios, el Agente Medioambiental observa 7 truchas con dimensiones que varían entre 15 a 30 centímetros que debido al bajo caudal del arroyo han quedado aisladas en una poza.

Procede a comunicarlo a la Sección de Pesca del Servicio Territorial de Medio Ambiente, que activa a personal de la administración procedente de la piscifactoría de Vegas del Condado para colaborar en el rescate de las truchas proporcionando los medios para su captura.

Posteriormente se procede a su suelta aguas abajo, en un tramo del mismo arroyo pero con mayor caudal y con mayores posibilidades para la supervivencia de las truchas.

Los Agentes Medioambientales compatibilizan durante las guardias de incendios este servicio, que consiste en realizar una vigilancia activa de las posibles situaciones de riesgo de incendio forestal en alguna parte de la comarca, con otros servicios ordinarios como puede ser la vigilancia de los ríos.

En su turno de guardia tienen prioridad actividades relacionadas con la extinción, prevención, vigilancia e investigación de causas de incendios forestales, pero sin menoscabo de otros servicios que puedan realizar en la medida de lo posible como pueden ser caza, pesca, aprovechamientos forestales, vigilancia de enfermedades y plagas, residuos, impactos y prevención ambiental.